Se confirma la noticia: Lonzo, fuera lo que resta de temporada

Todo apuntaba a que Lonzo Ball podría perderse lo que resta de temporada, pero esta pasada noche Sams Charania daba la noticia de forma definitiva. El jugador no se va a volver a vestir de corto de aquí a abril. Los Lakers, por recomendación de los médicos, han decidido no forzar el regreso del base, intentar que se recupere bien de la lesión de tobillo y centrarse en que realice una buena preparación de cara a la temporada que viene.

Lonzo lleva sin jugar desde el 19 de enero, cuando se produjo un esguince de grado 3 en su tobillo. Y, aunque en principio se habló de un periodo de baja de 4 a 6 semanas, ya se habían cumplido 7. Por lo visto, ha habido problemas en la recuperación que han retrasado todos los plazos hasta el punto en el que estamos ahora: decir adiós a la temporada.

La confirmación de la baja definitiva de Lonzo se une a la que unas horas antes se hizo oficial de Brandon Ingram, en su caso más preocupante. Se trata de una trombosis venosa profunda en el brazo izquierdo. Si había alguna remota posibilidad de que a estas alturas los angelinos pudiesen soñar con los playoffs, con estas bajas se han esfumado definitivamente.

Las lesiones han perseguido durante todo el año a los Lakers, que no han podido contar en muchas ocasiones con varios de sus jugadores titulares. El primero de ellos LeBron James, que se perdió 18 partidos, más que nunca en su carrera. Lo cierto es que cuando le han conseguido juntar en pista con Lonzo, Ingram y Kuzma, los números de los Lakers han sido francamente buenos, siendo uno de los equipos con mejor net rating y defensive rating de la Liga. Ahora todo eso ya importa poco y el equipo de Los Ángeles está plenamente centrado en la próxima temporada.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*