Irving: «Mi forma de manejar las cosas no ha sido perfecta»

Los Boston Celtics han recuperado la sonrisa en los últimos partidos y parece que han puesto, por fin, la directa de cara a la post temporada.. En la franquicia entrenada por Brad Stevens se estaba complicando la situación en un año en el que estaban llamados a llegar muy lejos en playoffs y poder ocupar el hueco que LeBron James había dejado en el Este. Hace apenas dos semanas los ‘verdes’ se encontraban a la deriva y sumaban cuatro derrotas en cinco partidos, incluida una muy dolorosa en casa ante Houston.

Durante esta mala racha empezaron a circular rumores que ponían en duda una de las características principales del equipo e Stevens en los últimos años: la química grupal. El técnico hablaba del tema con la prensa, algo que también hacían Marcus Smart o Al Horford, reconociendo que la situación no era como en tiempos pasados y sabiendo que tenían que reaccionar cuanto antes para llegar a playoffs en la mejor situación posible, tanto en el ámbito deportivo como en las relaciones internas del vestuario.

Uno de los motivos de esta falta de química podría pasar por la estrella del equipo Kyrie Irving. Muchas fuentes han situado al ex de los Cavs en la órbita de los Knikcs de cara a la campaña que viene (también a Durant), y otras informaciones apuntaban a su desconexión total con el vestuario, donde solo tendría relación con Jayson Tatum, con quien comparte agente. 

Sin embargo, esto parece haber cambiado en los últimos choques, y las victorias fuera de casa ante Warriors, Kings y Lakers han devuelto la sonrisa a la franquicia. También parecen haber resuelto muchos de los problemas del vestuario y la química vuelve a fluir entre los jugadores, algo que se ha trasladado de la pista. Esta nueva buena racha ha provocado además que Irving saliera, tras el duelo ante Lakers, a entonar el mea culpa y disculparse por su comportamiento en los últimos meses, que reconoce que no ha sido el más correcto.

«La manera que he tenido de manejar las cosas no ha sido perfecta y me disculpo. He cometido muchos errores de los que soy totalmente responsable. No he dicho las cosas correctas. Soy un ser humano normal que comete errores. Creo que es debido a que he estado obsesionado con tratar de demostrar que otras personas estaban equivocadas. Eso no es lo que soy» ha reconocido el campeón de la NBA en 2016.

El base, que ha confesado que le agobian las redes sociales y los medios de comunicación, ha querido dejar claro que quiere ser un ejemplo para los que vendrán después. «Todavía estoy aprendiendo. Vengo de un suburbio de Nueva Jersey», decía a los periodistas, contando además lo difícil que fue para él desarrollarse al principio de su carrera con una estrella como LeBron James a su lado.

Con apenas un mes para que comiencen los playoffs de la NBA, parece que ahora sí, la franquicia está en el camino correcto. Irving se quedó en 30 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias en el duelo ante Lakers y parece que el cambio en los resultados ha venido también acompañado de el reforzamiento de la química grupal, tan importante en Boston en los últimos años y seguro que también clave de cara a una fase final en la que los Celtics no quieren renunciar a nada.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*