Budenholzer, Atkinson… ¿Quién va a ser el Entrenador del Año?

Hay siete técnicos en activo  que han ganado el premio de Entrenador del Año en el siglo XXIDoc Rivers ganó el primero de ellos en el año 2000 y luego lo ganaron Rick Carlisle (2002, Pistons), Gregg Popovich tres veces (2003, 2012, 2014 con los Spurs), Mike D’Antoni el resucitado dos (2005 con los Suns, 2017 con los Rockets), Scott Brooks (2010, Thunder), Mike Budenholzer (2015, Hawks) y Steve Kerr (2016, el año del 73-9 de los Warriors). 

De estos, solo han repetido Gregg Popovich y Mike D’Antoni, y el segundo es el único que los ha conseguido ganar con dos equipos distintos. El año pasado encontrábamos en esta lista a Tom Thibodeau, que lo ganó en 2011 con Chicago Bulls (primer año como técnico principal) pero su despido de los Minnesota Timberwolves le hace estar en estos momentos sin equipo.

En la presente campaña encontramos a tres entrenadores que podrían ser claros candidatos en la presente campaña: Gregg Popovich, Doc Rivers y Mike Budenholzer. Al contrario que en otras temporadas sería complicado incluir a Steve Kerr, que tiene una vez más a los Warriors en la parte alta de la clasificación, aunque con muchas dudas para un grupo de tanto talento como el suyo. 

Además de ellos, hay otros entrenadores que aspiran a hacerse con el galardón y que podrían conseguirlo en la presente campaña. A continuación, pasamos a analizar a los principales candidatos y resaltamos sus méritos en una temporada en la que el Este le ha recortado nivel al Oeste y donde ambas conferencias se están mostrando altamente competitivas. 

Mike Budenholzer: El técnico de los Bucks es probablemente el que tenga más papeletas para llevarse el trofeo. Tras su estancia en Atlanta, donde ya ganó el trofeo en 2015 y donde llevó al equipo a la Final de la Conferencia Este, el entrenador de la ‘escuela Popovich’ ha permitido a los Milwaukee Bucks dar un salto de gigante en la presente temporada, tanto en lo colectivo como el lo individual. Los Bucks han conseguido ser el primer equipo con 50 victorias de la temporada, el único hasta ahora. También es el único en estos momentos que parece tener alguna posibilidad de llegar a las 60 victorias. Eso sin hablar del salto de calidad que le ha dado a Antetokounmpo, uno de los candidatos al MVP, la adaptación que han tenido Bledsoe y Middleton finalmente al griego y la regularidad que su equipo ha mostrado durante todo el año. Veremos si el ‘plan’ le funciona en una fase final en la que ya se chocó con los Hawks en su día, pero de momento es el máximo favorito para llevarse el premio por segunda vez en su carrera.

Mike Malone: El de los Nuggets es el otro gran candidato. Tras quedarse su equipo fuera e playoffs en la prórroga del último encuentro de la temporada regular del año pasado ante los Wolves, con los que se jugaban la clasificación, Denver se ha recuperado y ha dado un salto cualitativo enorme en el actual curso baloncestítico. El técnico ha conseguido convertir a Jokic en su jugador franquicia y sacar lo mejor de Jamal Murray en ataque o de Paul Millsap en defensa. Eso ha llevado a su equipo a ocupar el primer puesto de la Conferencia Oeste durante gran parte de la temporada y a estar a tan solo 1 partido cuando queda un mes para que empiecen los playoffs. Veremos como funcionan en una fase final que no juegan desde la 2012/13, cuando George Karl se encontraba en el equipo. Y veremos si Malone, cuya última decisión ha sido apartar a Isaiah Thomas de la rotación, puede llevarse el premio.

Kenny Atkinson: Otro de los candidatos. Brooklyn por fin funcionan. Atkinson, en una segunda parte de la temporada espectacular, ha llevado al equipo hasta la sexta posición de su Conferencia, y aunque es complicado que puedan alcanzar a Boston (están a cinco victorias) pueden intentar buscar un hipotético enfrentamiento con los Pacers, que sin Oladipo sin más vulnerables. El superlativo nivel de D’Angelo Russell y el buen hacer de gente como Caris LeVert les va a hacer mejorar (por mucho) el record de la temporada pasada y pisar playoffs (salvo sorpresa) por primera vez en 4 temporadas. 

Gregg Popovich: Parece el eterno candidato. Los Spurs están camino de meterse en playoffs por 22ª temporada consecutiva y Pop es el mayor responsable. Tras perder a Duncan en 2016, se quedó también sin Parker, Ginóbili y Leonard la temporada pasada, pero le ha dado igual. Otra vez en playoffs y van para arriba. DeRozan está reencontrándose, Aldrige sostiene al equipo y gente como White o Bertans son, sencillamente, inventos de uno de los mejores entrenadores de la historia. Poco más que añadir de este hombre.

Doc Rivers: Otro clásico de la liga americana y un veterano que lleva casi 20 años en llos banquillos. Orlando, Boston y ahora Clippers, donde pasó de tener una plantilla que era candidata al anillo a tener que hacer una reconstrucción express en la que ha ido perdiendo efectivos pero no efectividad. El último Tobias Harris, con el que parecía sentenciar a la plantilla, algo que finalmente no ha ocurrido. La salida del año pasado de Griffin les dejó sin playoffs, pero este año Rivers ha exprimido lo que le quedaba, ha renunciado al famoso tanking y ha puesto a su equipo en la fase final con mucho mérito. Un equipo más que hace competitivo y un capítulo más en nun currículum que cuenta con un anillo de campeón (2008) y con un título de Mejor Entrenador en el año 2000.

Nate Mcmillan: Desde que cogió el relevo de Frank Vogel en el banquillo ‘pacer’, su equipo no ha dejado de mejorar y no se ha bajado de playoffs, aunque sin pasar de primera ronda. Si el año pasado ponían contra las cuerdas a los Cavaliers en primera ronda este año daban un paso adelante y, pasando desapercibidos, se han mantenido en la parte alta de la clasificación durante toda la campaña, algo que pueden ver como se acaba con Sixers y Celtics apretando en esta última parte de la temporada. La mejora de Myles Turner en defensa y su buen trabajo colectivo se ha visto empañado por la lesión de Víctori Oladipo, alma del ataque y la defensa de la franquicia. Su baja va a ser una losa importante de cara a las eliminatorias, pero eso no quita mérito a la temporada de McMillan y los suyos, que han conseguido mantener el nivel a pesar de no contar con su estrella en la regular season.

Nick Nurse: El sustituto de Dwayne Casey en los Raptors ha cuajado una buena temporada en su debut. Ha conseguido administrar los descanso de Leonard sacando de él además un gran nivel, ha podido adaptar el equipo al Este y mantenerle en la parte alta durante toda la temporada y además va a acabar con un récord que, aunque puede ser menor que el del año pasado con Casey (fue el mejor de la historia de la franquicia, 59-23), va a ser de todas formas muy meritorio en un año lleno de cambios. Probablemente su trabajo haya pasado desapercibido y se le valore más lo que consiga en la fase final y el cómo consiga encajar a Marc Gasol, Jeremy Lin o Joddie Meeks en el grupo, pero ha hecho un esfuerzo ejemplar, ha conseguido fortalecer a la franquicia y es una de las candidatas a ocupar el hueco dejado por LeBron James en el Este. No cabe duda d que a Nurse hay que tenerle en cuenta.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*