“El espíritu de revancha está anidado en el Gobierno de López Obrador”

Javier Corral (Ciudad Juárez, 1966) se convirtió, el pasado 3 de marzo, en el primer gobernador que protestó con su silencio. Durante una visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Chihuahua, el Estado que gobierna desde octubre de 2016, el mandatario del conservador Partido Acción Nacional (PAN) rechazó dar un discurso en un mitin lleno de simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que lo abucheaban e insultaban. La dinámica de descalificación se ha repetido en las visitas que ha hecho el presidente de México a Estados que no son gobernados por su partido. Esto ha tensado la relación entre los gobernantes locales y el presidente, quien goza de una alta popularidad en el país. También ha dificultado la negociación de reformas que benefician a los Estados con un reparto más equitativo del presupuesto federal, uno de los objetivos que Corral ha planteado a López Obrador para el sexenio.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*