El próximo entrenador de los Lakers podría ser… Doc Rivers

Con los playoffs fuera del alcance, los Lakers y su directiva empiezan a trazar las primeras directrices de cara a la próxima temporada. Los resultados en el curso actual era algo que no se esperaban en la cúpula de Los Ángeles, culpando entre otros a la mala gestión de Magic Johnson y Rob Pelinka. Cierto es que las innumerables lesiones, la última, la de Ingram, que han lastrado a la plantilla angelina a lo largo del curso han supuesto una carga demasiado pesada en el bagaje del equipo.

Sean cuales sean los motivos, los Lakers buscan un cambio que les sirva para afrontar con otra mentalidad la próxima temporada y el primer paso en este camino pasa por cambiar al entrenador. Luke Walton está siendo foco de muchas críticas, gran parte de ellas por su inexperiencia, y casi con toda seguridad será la primera pieza a reemplazar en los Lakers. Entre los posibles sustitutos suenan los nombres de Tyronn Lue, Mark Jackson o Jason Kidd, pero otro que está cogiendo fuerza es el del entrenador del equipo vecino, Doc Rivers.

Fue hace varias semanas cuando Stephen A. Smith de ESPN planteó que los Lakers podrían ir a por Rivers debido al bajo rendimiento del equipo bajo las órdenes de Walton. A partir de ahí se intensificaron los rumores que señalaban el cambio de vestuarios que podría hacer el entrenador dentro del Staples Center.

Otro factor que ha alimentado este rumor es el deseo del propio entrenador por liderar el proyecto de Lakers, según informó una fuente a Peter Vecsey, uno de los periodistas más prestigiosos, ya retirado, y que forma parte del Salón de la Fama de la NBA. A pesar de ello, el técnico de los Clippers acordó el pasado verano una extensión de contrato que le unía con su equipo hasta la temporada 2020/21, según adelantó Broderick Turner (L.A.Times). Sin embargo, los Lakers no descartan la posibilidad de hacerse con él a través de un intercambio y no sería la primera vez en la carrera de Rivers: en 2013 cambió Boston por los Ángeles en una operación conjunta entre sendas franquicias.

De cumplirse esta operación, Rivers se convertiría en el único entrenador en la historia de la NBA que ha formado parte de dos intercambios diferentes entre equipos. Esto implicaría dejar atrás a un bloque de playoffs que contará con suficiente espacio salarial como para firmar a dos grandes estrellas el próximo verano. A cambio, entrenaría a LeBron James en su lucha por meter a Los Lakers en la postemporada para competirla hasta el final. En eso Doc Rivers es un especialista.

Ha sido capaz competir de tú a tú con los Clippers en el Oeste y, contra todo pronóstico a principios de curso, de meterlos finalmente en los playoffs. Todo ello con la dificultad añadida que les ha supuesto jugar en esta recta final sin Tobias Harrias, última de sus primeras espadas (Paul, Griffin, Jordan) en abandonar el barco: hechos más que suficientes que le avalan como uno de los mejores entrenadores del momento y con el que seguramente los Lakers ofrecerían otra cara muy distinta.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*