La carta de López Obrador provoca una refriega política en España

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, lo quiso dejar claro: España no pedirá perdón a México por los abusos de la conquista, como ha solicitado el presidente de ese país por carta al rey Felipe VI y al Papa. “Del mismo modo que no vamos a pedir a la República francesa que presente disculpas por lo que hicieron los soldados de Napoleón cuando invadieron España. Ni los franceses van a pedir a los italianos que se disculpen por la conquista de las Galias de Julio César”, dijo. Borrell informó de una conversación con su homólogo mexicano. “Vamos a hacer todo lo posible para que las relaciones entre los pueblos y los Gobiernos no se vean enturbiadas por esta iniciativa desafortunada”, señaló. Fuentes del Gobierno mexicano afirman que Borrell trasladó “el malestar” de España con el contenido, el tono y el destinatario de la carta y manifiestan su sorpresa por la repercusión de la misiva en España.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*