Pau: «No me interesaban la fama o los contratos. Quería ganar»

El jugador español Pau Gasol estuvo recientemente en el podcast del famoso periodistas estadounidense Adrian Wojnarowski repasando su extensa carrera en la NBA, que se alarga ya hasta las 18 temporadas en las que ha jugado en Memphis Grizzlies, Los Ángeles Lakers, Chicago Bulls, San Antonio Spurs y Milwaukee Bucks, franquicia de la que es miembro en la presente campaña.

Wojnarowski, conocido por ser uno de los reporteros que más primicias da en la liga americana, tiene un podcast en el que habla con distintas personalidades baloncestíticas, y recientemente Pau Gasol estuvo en el mismo. La grabación, guardada por Woj como ‘Future Hall o Famer’ (Futuro miembro del Salón de la Fama) repasa la meritoria carrera de un jugador que entre otras cosas, ha sido 6 veces All Star, Rookie del Año y 2 veces Campeón de la NBA.

Pau fue elegido en el tercer puesto del Draft de la NBA, el 27 de junio del 2001 por Atlanta Hawks para ser traspasado inmediatamente a los Memphis Grizzlies. Desde su llegada, la carrera del de Sant boi no ha hecho más que crecer, pero sus inicios no estuvieron exentos de dudas. «Cuando me subí al avión para ir a la ceremonia del Draft en Nueva York esperaba ser elegido en el noveno o décimo puesto. Yo tenía otro año de contrato y quería seguir en el Barcelona otro año para seguir mejorando y ponerme más fuerte, ya que estaba muy delgado. No pensaba que estuviese listo», relataba Gasol.

El catalán esperaba poder continuar en el Barça y ya marchar a la liga americana un año después de ser elegido, pero las previsiones sobre el puesto del Draft en el que iba a salir elegido cambiaron y sus planes también. Su agente le llamó y le dijo que había posibilidades de estar en el top 5. «Mi agente me preguntó si podía comprometerse con los equipos para el año que viene«, decía Gasol, que revela que al ser elegido en tan elevada posición, los equipos querrían asegurarse de que iba a la NBA esa misma temporada. «Le dije que sí, tendría que pagar por ir a la NBA pero en ese caso tendría sentido. Era mucho dinero si salía elegido en esas posiciones”, comenta el internacional español.

Aún así, insiste en que en esos momentos no se sentía preparado para dar un salto tan grande y que no dejaba de ser una incógnita para casi cualquier jugador europeo. «A pesar de todo, sentía que no estaba listo del todo y que otro año en Europa me habría venido bien, pero me gustan los retos».

El ex de los Lakers también ha revelado a Woj sus dudas a la hora de convertirse en profesional. El ala-pívot llegó a compaginar sus estudios de Medicina con la práctica del baloncesto, y a pesar de que sus padres le decían que tenía que estudiar por si el deporte no funcionaba, con 18 años ya empezó a entrenar con el primer equipo y en 2001, antes de su llegada a la NBA, se convertía en campeón de la Liga ACB y de la Copa del Rey con el Barça siendo además el MVP de ambos torneos.

Tampoco tardó en destacar en la liga. En su primera temporada ya ganó el Rookie del Año y se vio como se enfrentaba a jugadores con Kevin Garnnet, con el que dejó un mate para la historia. Garnett me retó desde el primer día, me daba caña y acepté el reto, fue mi manera de decirle: ‘Aquí estoy’. Tienes que plantarles cara o apartarte, y yo decidí plantarles batalla». En sus años en los Gizzlies Gasol llegó a playoffs y jugo en All Star por primera vez en su carrera en Houston, en el año 2006. Fueron temporadas en las que despertó sensaciones y en las que luego lucho por quitarse la etiqueta de ‘blando’ que mucho le pusieron y de la que escaparía finalmente en Los Ángeles.

La llegada a los Lakers 

Wojnarowski ha dedicado una buena parte de la entrevista a hablar de los sucesos que ocurrieron a partir de 2008, cuando Pau fue traspasado a los Lakers. También de su relación con Kobe Bryant. Los años que el jugador pasó en la franquicia de púrpura y oro representan los momentos más importantes de su carrera y se tradujeron en dos anillos de campeón (2009 y 2010) que son, y serán siempre la mejor parte de su currículum.

La llegada a Hollywood supuso una sorpresa para el español. «Un día me llamó el General Manager a su despacho. Nunca había estado allí. Lo primero que me dijo fue que me habían traspasado a Los Ángeles Lakers. No me lo esperaba«, cuenta el español. El traspaso entró dentro de la lógica. el dueño de los Memphis de aquel entonces quería vender la franquicia, no llegaban los jugadores y tras tres buenas temporadas en las que se había llegado a los playoffs el proyecto estaba estancado. En el intercambio, llegaban a los Grizzlies Aaron Mckie, Kwame Brown y Javaris Crittenton, que no habían funcionado con los Lakers de Phil Jackson («nos quitábamos de en medio a jugadores problemáticos», que diría el ‘Maestro Zen’) y los derechos de Marc Gasol, que llegaria a la franquicia posteriormente.

«Pensé que estaba de broma, mi agente no me había dicho nada y no se había filtrado nada a la prensa. Fue una locura, uno de los grandes momentos de mi carrera. Fue complicado procesarlo después de tantos años en el equipo pero ese giro me permitía ir a un equipo que me permitiría ganar que es lo que quería”, confesaba Pau a Wojnarowiski. 

El intercambio acabó beneficiando a ambos equipos. Los Lakers se quitaban a jugadores que no ayudaban a la química grupal y conseguían a uno de los mejores hombres altos de la liga, lo que se traduciría en tres finales seguidas y dos campeonatos. Los Memphis iniciaron una nueva reconstrucción con Marc en el equipo y tocaron su techo con las Finales de Conferencia del año 2013, el tope para la franquicia.

Su relación con Kobe Bryant

Por supuesto, para hablar de los Lakers y de su estancia allí hay que hablar de Kobe Bryant. Gasol pasó en un momento a compartir vestuario con uno de los mejores jugadores de la historia. «La primera noche que me uní al equipo, Kobe vino a mi habitación y me dijo ‘Pau, vamos a ir a por el anillo, de eso se trata, nada más‘», revela el de Sant Boi.

Aunque siempre han tenido una relación muy estrecha y se han considerado como «hermanos», Gasol reconoce que jugar con Bryant no siempre era fácil. A veces no es fácil jugar con Kobe pero a la vez hay que entenderle: quería ser el mejor, ganar más campeonatos y yo me subí a su carro”, relata. a pesar de ello, la conexión siempre fue fluida, y eso se notó tanto en la cancha como fuera de ella. «Kobe y yo nos compenetrábamos muy bien porque yo no buscaba los focos o la popularidad. No quería competir en eso, me centré en compenetrarme con él y en aportar al equipo», afirma el español, que siempre ha tenido muy buena fama por su comportamiento en los distintos vestuarios en los que ha estado.

«No me interesaban la fama, los contratos o Hollywood. Quería ganar» sentenciaba Gasol, que aunque cayó ante los Celtics de Garnett (otra vez Garnett) en 2008, ganó el anillo en 2009 y logró ahuyentar todos los fantasmas y su fama de ‘blando’ con el anillo de 2010, en el que se ‘comió’ al jugador de Boston y en donde se consagró como una auténtica estrella.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*