Tim Hardaway: «No estoy en el ‘Hall of Fame’ por meterme con los gays»

Tim Hardaway jugó durante 13 temporadas en la NBA, entre ellas seis en los Golden State Warriors. Junto a Mitch Richmond y Chris Mullin devolvieron a la franquicia californiana a la excelencia a principios de los 90, conocidos los tres como el Run TMC. Los otros dos integrantes del trío son hall of famers, pero pasan los años y Hardaway nunca es elegido para formar parte del Salón de la Fama de la NBA. Y según declaraba hace poco a HoopsHype, la razón se remonta a 2007.

Fue entonces cuando se declaró abiertamente homófobo en una emisora de radio de Miami: «Odio a los gays y quiero que se sepa. No me gustan y no me gusta estar a su lado. Soy homófobo y creo que no deberían estar en el mundo». Estas palabras llegaron después de que el ex jugador John Amaechi se declarara homosexual, el primero en hacerlo habiendo jugado en la NBA.

El periodista que le entrevistaba le preguntó por la posibilidad de compartir vestuario con un compañero homosexual, a lo que Hardaway no se cortó un pelo: «Lo primero es que no le querría en mi equipo. Pero si tuviese que jugar con él, trataría de marcar distancias con él porque no me parece correcto. Y desde luego no creo que debiera estar en el vestuario mientras estamos el resto. No me gustaría ser parte de eso».

Han pasado 12 años y Hardaway, según él, sigue pagando por esas declaraciones: «La razón por la que no estoy en el Hall of Fame es por lo que dije en 2007 sobre los gays y lo entiendo. Herí los sentimientos de mucha gente y estuvo mal por mi parte. Desde entonces he tratado de cambiar lo que hice mal. Es lo que siempre me dijeron mis padres: Si haces algo mal enfréntate a tus errores y no te escondas. Haz entender a la gente que estabas equivocado».

Con esas palabras se refiere a la colaboración que ha tenido con grupos LGBTQ en defensa de sus derechos y también involucrándose en la campaña en Florida para la legalización de los matrimonios del mismo sexo. «He intentado hacer lo correcto apoyando a los gays y a los trans. Quiero que la gente les entienda, que no les traten como a personas diferentes. Que no les insulten o les miren mal, porque son personas como cualquiera. Deberían poder disfrutar de la vida como uno más, con libertad y alegría. Se lo digo siempre cuando hablo con la comunidad LGBTQ: deberíais tener los mismos derechos que el resto y hacer lo que hacemos todos sin impedimentos de ningún tipo».

Hardaway promedió 17,7 puntos y 8,2 asistencias en su carrera, con un dominio del crossover legendario. Además de su gran etapa en los Warriors también tuvo gran importancia en los Heat a finales de los 90. «Entrar en el Hall of Fame supondría mucho para mí, pero no hay nada que pueda hacer al respecto. Entiendo las consecuencias que tiene lo que dije en su día», sentenciaba.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*