Los nombres de la Final Four que hay que seguir de cara al draft

Esta noche comienza en Minneapolis la Final Four de la NCAA. Ya estamos en abril, pero es ahora cuando acaba el March Madness (madrugada del lunes al martes) y Estados Unidos se paralizará para conocer al campeón universitario del año. Par los que no sean aficionados de ninguno de los cuatro equipos, aparte de disfrutar del espectáculo y la emoción de los últimos partidos del torneo, también podrán sacar tiempo para hacer de ojeadores

Esta es la última vez esta temporada que veremos en juego a los aspirantes al draft de la NBA. Una advertencia en este sentido: que nadie se emociones demasiado. Como suele ser habitual en las Final Four, no han llegado la mayoría de los nombres que más suenan para desembarcar en la liga norteamericana este verano. Un porcentaje muy alto de los jugadores que estarán esta noche en los dos partidos de semifinales no van a fichar por ningún equipo de la NBA este verano.

Pero siempre hay cosas. Después de ver las actuaciones de los cuatro equipos clasificados y de repasar unas cuantas listas especializadas en predecir las elecciones del draft, se puede asegurar que al menos los nombres de tres de los sesenta jugadores que se escucharán el próximo 20 de junio en el Madison Square Garden estarán este fin de semana jugándose el trofeo universitario. 

Dos de ellos apuntan al top-10. Son Jarret Culver, de Texas Tech, que en su caso puede ser top-5 (incluso top-3 en algunas predicciones) y De’Andre Hunter, de Virginia, que no tiene asegurado al 100% estar entre las diez primeras elecciones pero también apunta a ello. Bastante más atrás, entre los últimos puestos de la primera ronda y los primeros de la segunda, puede salir el otro jugador que parece fijo en el próximo draft: Ty Jerome, también de Virginia.

Jarrett Culver (Texas Tech)

Escolta, 20 años, 1,98 metros y 88 kilos

Antes de empezar el March Madness ya aparecía en los primeros puestos de todas las listas, en muchos caso dentro de los cinco primeros. Su actuación en el torneo no ha hecho más que refrendar esta sensación y hay quien ya le compara con Paul Pierce. En su segundo año como universitario ha dado el paso adelante que se esperaba siendo un jugador con muy pocas fisuras, se mire por el lado del juego que se mire. En ataque es un anotador nato capaz de meterlas desde cualquier distancia, con un tiro muy depurado con un arco muy pronunciado. Además, también es capaz de involucrarse en tareas de creación de juego y tiene buena visión para encontrar a compañeros en situaciones ventajosas. Su juego de pies en el perímetro es letal y ha demostrado entender el juego y saber lo que necesita su equipo de él en cada situación. En defensa está acostumbrado a jugar en un equipo que se ha centrado mucho en esa parte del juego y el ha podido lucir su gran instinto defensivo, mostrándose como un jugador esforzado y con manos rápidas. Además, coge muchos rebotes para la altura que tiene. En definitiva, un claro top-10 y veremos hasta dónde llega su candidatura.

De’Andre Hunter (Virginia)

Alero, 21 años, 2,01 metros y 102 kilos

Otro que antes del torneo aparecía en muchos top-10, pero que a diferencia de Culver no ha ido  a más y su candidatura ya no está tan clara para ocupar uno de los diez primeros puestos. Aún así es casi imposible que no se lo lleve unos de los equipos con una bola en la lotería. Para hacernos una idea del tipo de jugador que es, lo más inmediato que puede venir a la cabeza es Mikal Bridge. Estamos hablando de un defensor de mucho nivel y hay varias personas que apuntan a los Memphis Grizzlies como posibles interesados si acaban eligiendo entre el 6 y el 10. Desde luego que la forma de jugar del equipo de Tennessee se adaptaría a la perfección a sus condiciones. No en vano, Virginia ha sido el equipo que menos puntos ha recibido en el March Madness y él ha sido el líder durante toda la temporada, aunque en los últimos partidos se haya repartido más el peso del equipo. Es un defensor versátil, un claro proyecto de titular en la NBA con capacidad para crecer y convertirse en algo más que un especialista defensivo. Su capacidad atlética le ayuda a ser muy efectivo en ambos aros y es capaz de sumar en ataque.

Ty Jerome (Virginia)

Escolta, 21 años, 1,96 metros y 88 kilos

Uno de los jugadores que más ha lucido con la Universidad de Virginia en este March Madness y el segundo del equipo en las apuestas para el draft por detrás de Hunter. Considerado escolta, actúa en muchos momentos de base y es uno de los proyectos de combo más interesantes de la clase 2019, sobre todo por su gran capacidad para pasar bien sin perder el balón. Su mejor arma es el tiro de tres, donde ha tenido un porcentaje cercano al 40% durante toda su carrera. Además lo hace con bastante determinación. Uno de sus grandes fuertes son los bloqueos defensivos, en los que gracias a su tamaño se desempeña fenomenalmente ya esté con el jugador con balón o con el que no lo lleva. Y su envergadura le permite defender varias posiciones. Tiene facilidad para crearse tiros y para sacar faltas y coge bastante rebotes para un jugador de su estatura. Suele jugar con mucha confianza y desparpajo. Estamos ante un hombre muy competitivo que podría llegar a convertirse en un pequeño robo en el próximo draft.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*