Hunter rompe moldes y Virginia consigue al fin el título de NCAA

Era de ley. Muchos años fallando en los momentos importantes y en el U.S. Bank Arena de Mineápolis tuvo que llegar la versión más ‘perra’ de Virginia, la que antepone la victoria y la que hace a los grandes campeones. Era su momento, llegaban como grandes favoritos frente a una Texas Tech que se quedó a un minuto de la gloria… hasta en dos ocasiones

El desastre de inicio de partido pudo hacer que muchos se fueran a dormir, pero sólo era eso: el inicio. Luego todo mejoró. A base de triples y con la aparición de Brandone Francis, un dominicano de 24 años que no cuenta tanto en los esquemas de Chris Beard, como gran sorpresa. Y era porque Jarrett Culver, el verdadero anotador, aparecería hasta llevar 0/8 en tiros, ya en la segunda mitad.

Los Red Raiders se fueron perdiendo al descanso sin merecerlo, ya que sólo Kyle Guy (24 puntos), tirador de mecánica clásica y recursos para crearse sus tiros, parecía verdaderamente enchufado en el equipo de Charlottesville. Edwards aparecía sólo a rachas y Moretti manejaba bien la situación, pero faltaba Culver: cuando entró en juego de verdad, Texas Tech le metió el miedo en el cuerpo al rival.

Estaban ocho puntos abajo, pero los de rojo estuvieron mucho más contenidos (quién hubiese dicho que ésta era su primera Final Four) y remontaron con Culver como referente. Un reverso excelso del exterior y dos tiros libres de Odiase, que nada se prodiga en esas lides, les daban tres de ventaja a falta de medio minuto. Pero apareció Hunter, ayudado por un despiste defensivo, para anotar el triple esquinado que mandaría el partido a la prórroga con 68-68. Y eso que decían que el marcador iba a ser bajo… 

Cinco minutos más de baloncesto y el pabellón, rendido. Hunter rescató y Hunter mató el partido para los Cavs con 22 de sus 27 puntos finales entre el segundo tiempo y el periodo extra. Los tiros libres y dos decisiones controvertidas de los árbitros terminaron por desnivelar la balanza a favor de la Universidad de Virginia.

Los Cavaliers consiguen la gloria por primera vez en su historia. Es la culminación del proyecto de un verdadero equipo, sin grandes figuras pero sí con buena estructura… y sin suerte hasta este año. En la March Madness de 2018 les tocó hacer historia por lo negativo, siendo el único nº1 en ser eliminado por el nº16 en primera ronda, pero sólo una edición más tarde hanlogrado  en que sólo fuera una anécdota.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*