Murray rescata a los Nuggets con un último cuarto descomunal

Los Spurs aún pueden eliminar a los Nuggets. De hecho siguen teniendo la ventaja de campo que les quitaron el primer día a los de Colorado. Pero de momento en Denver tienen que agradecer a Jamal Murray que la temporada no se parezca a un final adelantado. El jugador, segundo espada del equipo por detrás de Jokic, llevaba 0/8 al empezar el último cuarto. En esos últimos 12 minutos metió 8 de los 9 lanzamientos que intentó. 21 de sus 24 puntos llegaron en ese periodo. Primero penetrando y dejando bandejas, después soltándose desde la media distancia y al final clavando dos triples que acabaron por decidir el partido.

Hasta entonces la cosa estaba en manos de los Spurs. Y eso que a los tres minutos de partido tuvo que sentarse DeRozan por dos faltas. Aldrige (24+8+3) tomó el mando en el primer cuarto y cuando volvió DeRozan en el segundo se le vio especialmente motivado. Como si las dos personales le hubieran espoleado. El escolta acabó con 31 puntos y 7 rebotes.

En ese segundo periodo los texanos llegaron a tener una ventaja de 19 puntos. Los Nuggets la redujeron a menos de 10, pero los Spurs volvieron a escaparse en el tercero siendo más intensos y con unos buenos minutos de Derrick White (17+4). +18 para ellos. A pesar de todo los Nuggets no se rendían, no les quedaba más remedio, y lograron acabar el tercer cuarto a sólo 7 puntos. Jokic (21+13+8) empezaba a hacer de todo y Harris (23+5) sostenía el impulso local en ataque. Pero necesitaban algo más para confirmar la remontada y ahí fue cuando llegó el turno de Murray.

La serie viaja ahora a San Antonio con empate, ventaja de campo para los de Popovich pero con una victoria moral (aparte de en el marcador) para los Nuggets, que en muchos momentos del partido se vieron con el agua al cuello y un 0-2 que habría sido demoledor para sus expectativas.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*