Boston va con todo: Smart podría volver en el cuarto partido

El jugador de los Boston Celtics Marcus Smart podría regresar esta noche para el cuarto partido de las semifinales de la Conferencia Este en el que su equipo se enfrenta a los Bucks. El escolta, que se lesionó el pasado 7 de abril en un partido contra los Magic, tenía en principio entre cuatro y seis semanas de baja, pero está adelantando plazo y ya se entrena con el grupo. «Tengo esperanzas», decía.

«Vemos la evolución día a día, pero definitivamente estamos en la posición correcta. He estado golpeando todo tipo de cosas, saliendo y entrando de bloqueos, y todo salió bien. Ahora tengo que ver como se recupera mi cuerpo», decía el norteamericano. El regreso del jugador es inminente, y los Celtics mejoraron su estado de baja a cuestionable el pasado domingo.

El retorno de Smart podría haberse acelerado debido a la complicada situación en la que se encuentra el equipo de Brad Stevens en los presentes playoffs. Los Celtics van perdiendo 2-1 ante los Bucks, y a pesar de ganar el primer partido y despertar muy buenas sensaciones no han podido con los de Antetokounmpo y compañía en los dos siguientes choques. Además, cayeron en el tercer duelo de la serie en el Garden, pista donde tenían un récord de 12-1 si juntamos los playoffs del año pasado con los actuales (12-2 ahora).

Smart es el líder emocional del vestuario y uno de los pilares clave de la defensa del conjunto de Stevens. Además, este año ha mejorado sus prestaciones y ha conseguido el tope en su carrera tanto en tiros de campo (42%), como en triples (36%). Es clave en el esquema de los Celtics y ya rindió muy bien en la última post temporada, y su equipo le necesita para un cuarto partido clave. Si no ganan, 3-1 con quinto en Milwaukee. Una situación en la que no quiere verse la franquicia y que dejaría la serie prácticamente sentenciada.

El técnico del equipo Brad Stevens no ha querido mojarse sobre si su pupilo va a jugar esta madrugada. «No hicimos lo suficiente en el entrenamiento para que yo pudiera ver nada, pero espero que esté disponible más pronto que tarde», dijo el de Indiana, que aseguró además que la decisión de jugar dependería totalmente del personal de entrenamiento y del propio jugador. «Es una decisión que no tiene nada que ver conmigo», decía el entrenador. Parece por tanto que la decisión se tomará momentos antes de que comience el choque. 

La estrella de los bostonianos Kyrie Irving, también ha hablado de un posible regreso del base. «Es una parte importante de nuestro equipo. Libera muchas presiones diferentes del juego y hace que mi trabajo sea más fácil. La posibilidad de que regrese ya es algo positivo«, decía el All-Star, del que su equipo espera más para el cuarto partido.

Brogdon será baja

El que seguro que no estará disponible para este encuentro será Marcus Brogdon. El escolta ha sido una de las sorpresas de Milwaukee en la presente campaña y domina muchas intangibles del juego dando más espacios para Antetokounmpo y para los suyos. En un momento se especuló con que pudiera regresar para este duelo, pero finalmente Mike Budenholzer le ha descartado, aunque asegura que su regreso está cada vez más próximo y que ya ha estado en las prácticas 5 contra 5 con el resto de la plantilla. Recordemos que Brogdon es baja desde mediados de marzo por culpa de una fascitis plantar en su pie derecho.

Este panorama le da una posibilidad a los Celtics. La influencia de Smart en el juego y en sus compañeros es notable, mientras que Brogdon seguirá de baja, lo que puede permitir al equipo de Stevens tener (más) posibilidades para igualar la eliminatoria. Es posible que la situación en la que se encuentra la serie haya hecho a los de Boston acelerar la recuperación de su jugador. El mismo motivo ha podido hacer a Budenholzer ser prudente respecto a Brogdon, ya que se encuentran por delante en la eliminatoria y no es necesario forzar a estas alturas.

De una forma u de otra, los Celtics necesitan ganar esta noche si no quieren quedarse a un paso de irse a casa en semifinales de Conferencia (llegaron a la final del Este los dos últimos años) y convertir una temporada que ya de por sí ha sido complicada, en un fracaso que podría hacer que en Boston se empezaran a replantear la ‘era Stevens’ y su proyecto.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*