El líder del partido FARC rompe con el exnegociador de los acuerdos que rechazó la entrega de armas

Iván Márquez, el hombre que encabezó las negociaciones con el Gobierno colombiano por parte de las FARC y que ahora se arrepiente de haber entregado las armas, se apartó del camino pactado y ya no representa el proyecto del partido nacido de la antigua guerrilla. Eso viene a decir, con el habitual lenguaje de la organización, el líder de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Rodrigo Londoño, Timochenko, en una dura carta que marca una ruptura con su antiguo número dos. El dirigente de la formación no solo rechaza la posición de Márquez, en paradero desconocido desde el pasado agosto, sino que le acusa de «buscar el aplauso de un puñado de cabezas calientes» y de no haber estado a la altura del momento. También lanza un recordatorio a los miles de exguerrilleros ahora desmovilizados para que no se dejen seducir por el pasado.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*