Los 10 mejores traspasos de la historia: ¿está Kawhi entre ellos?

Con 30 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias Kawhi Leonard volvió a tener otra actuación más que convincente en el tercer partido ante los Warriors que deja a los de Toronto a dos victorias del primer anillo de su historia. Si finalmente lo consiguen será en gran parte gracias al traspaso que le llevó asta Canadá. Él ha sido quien ha dado a este equipo el paso competitivo que les faltaba en eliminatorias. En estos playoffs promediaba 30,9 puntos, 9,1 rebotes, 3,9 asistencias, 1,5 robos y 2,3 triples por partido con un acierto del 38,1%. Y esta noche ha vuelto a responder.

En Estados Unidos llevan ya algunos días preguntándose si el trade entre los Spurs y los Raptors se puede considerar como uno de los mejores de la historia. Probablemente estemos a dos triunfos de responder afirmativamente, porque si los de Toronto logran su primer título el valor de ese intercambio con los texanos será incalculable. Pero para poner un poco de luz sobre el tema, aquí viene una lista de los que se suelen considerar como algunos de los mejores traspasos que se han hecho en la NBA.

Bill Russell a los Celtics

Para muchos el mejor sin discusión. Los Sant Louis Hawks le draftearon en la segunda posición del draft de 1956, pero no tenían con qué pagar su ficha, así que tuvieron que traspasarlo. Los Boston Celtics aparecieron oportunamente y se lo cambiaron por Ed Macauley y Cliff Hagan. Lo que consiguieron fue el jugador con más títulos de la historia (11), la pieza central de un equipo que hizo leyenda como seguramente nadie más lo vuelva a hacer.

Magic Johnson a los Lakers

En 1979 una moneda decidió el destino de uno de los equipos más recordados en la NBA, el del showtime de los Lakers. Por un acuerdo previo con los New Orleans Jazz tras la marcha allí de Gail Goodrich, los angelinos tenían derecho a una de las dos primeras elecciones del draft del 79. Entonces se decidía con una moneda al aire y la suerte esquivó a los Bulls y se fue camino de California. Los Lakers no lo dudaron un momento y eligieron con el número uno a Magic Johnson. Y no se equivocaron.

Kobe Bryant a los Lakers

Otro que llegó vía draft, sin debutar con el equipo que le había elegido. Los Charlotte Hornets querían un pívot y los Lakers liberar espacio salarial para conseguir a Shaquille O’Neal. La solución fue apostar por un chaval que venía directo del instituto. Los angelinos mandaron a Vlade Divac a Charlotte a cambio de Kobe Bryant, al que indicaron a los Hornets que le eligiesen con su 13º pick. Gracias a este movimiento se llevaron a Bryant y pudieron contratar a O’Neal, una de las mejores parejas que haya visto este deporte.

Kareem Abdul-Jabbar a los Lakers

En 1975 Kareem decidió que su etapa en Milwaukee había acabado y pidió el traspaso a Los Ángeles o Nueva York. Fue la primera ciudad su destino, cuando los Lakers mandaron cuatro jugadores por él. Los 15 siguientes años, los últimos de su carrera, los pasó allí el pívot que logró 5 anillos, 3 MVPs, además de convertirse en el máximo anotador de la historia de la Liga. Los Bucks aún esperan ganar otro título desde entonces.

Wilt Chamberlain a los Lakers

Los angelinos tenían a Jerry West y Elgin Baylor, pero creían que necesitaban una última pieza para conseguir el anillo que no paraba de resistirse ante los invencibles Celtics. En 1968 llegó el acuerdo con los Philadelphia 76ers, que mandaron a Chamberlain (con quien habían ganado el anillo un año antes) a California a cambio de tres jugadores que fueron 2 veces All Star entre todos mientras estuvieron en los Sixers. Mientras tanto en Los Ángeles, y con dos finales más perdidas por el camino, por fin en 1972 conseguían el tan ansiado anillo.

Scottie Pippen a los Bulls

En 1987 a Michael Jordan aún le quedaba mucho por crecer como jugador, pero los Bulls ya eran conscientes de que cuando eso sucediese el 23 iba a necesitar ayuda para llegar a lo más alto. Se fijaron en Scottie Pippen, elegido ese verano por los Seattle Supersonics en el número 5 del draft. Aunque no hizo mucho ruido, a los de Chicago les cuadraba su capacidad atlética y su versatilidad, así que llegaron a un acuerdo con los Sonics y se llevaron a Pippen. Al final la fórmula fue la mejor posible, dando como resultado 6 anillos y un jugador que fue 7 veces All Star. Sin duda, uno de los mejores segundos espadas de la historia.

Kevin McHale y Robert Parish a los Celtics

En un intento de rodear a Larry Bird, recién elegido rookie del año, los Celtics enviaron a los Warriors la primera y la decimotercera elección del draft de 1980 a cambió de la tercera y de Robert Parish, que llevaba cuatro años en la Liga. Con ese pick los de Boston elegirían McHale y lo que produjo ese movimiento fue uno de los mejores equipos de la historia: los Celtics de los 80. Ese mismo año se llevaron el anillo y aún ganarían otros dos en cuatro finales más.

LeBron James a los Heat

El traspaso más moderno de la lista y de los más comentados en su momento. LeBron dejaba su tierra, Cleveland, harto de no contar con un equipo que le permitiese ser campeón. Se fue a Miami, donde se juntó con el ídolo local, Dwyane Wade, y con otra estrella vía traspaso, Chris Bosh. Los cuatro años que permaneció junto el Big Three en Florida se tradujo en cuatro finales y dos anillos.

Dirk Nowitzki a los Mavericks

En 1998 los Milwaukee Bucks cometieron el mayor error de su historia desde el traspaso de Kareem. Eligieron con el número 9 del draft a Dirk Nowitzki y lo cambiaron por el 6 de Dallas, un Robert Taylor que pasó sin pena ni gloria por la Liga. Por su parte, el alemán se convertiría en el mejor europeo que haya pisado la NBA nunca, siendo la estrella más grande de la historia de los Mavericks, dándoles su único anillo de campeón en 2011 (con MVP de las Finales incluido) y con un MVP de la temporada (2007) y 13 all stars a sus espaldas. Un auténtico mito.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*