López Obrador: “Se impuso la política sobre la confrontación”

Se anunció como un puño elevado al cielo, un grito de rabia, la marcha por la dignidad, pero el evento de este sábado en Tijuana ha acabado por ser un mitin mas bien tranquilo para Andrés Manuel López Obrador, que ha arengado a las masas cuando el partido ya había acabado. Ganamos, ha dicho el presidente: “el lunes no va a haber una crisis”. Alejado el fantasma de los aranceles, el acto del mandatario se ha convertido en un ejercicio meramente político, un muestrario de las bondades de los acuerdos que los equipos negociadores de México y Estados Unidos alcanzaron el viernes. “Ayer”, ha dicho, “se impuso la política sobre la confrontación”. 

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*