México admite que el acuerdo migratorio con EE UU no es definitivo y le permite ganar tiempo ante Trump

A medida que se conocen más detalles del acuerdo sobre migración alcanzado el pasado viernes entre el Gobierno de México y el de Estados Unidos, se consolida la idea de que ni mucho menos es un pacto definitivo, sino más bien un balón de oxígeno para México, que gana tiempo y evita la imposición de aranceles de forma inmediata. No solo porque las amenazas de Trump no han cesado desde que se firmase el documento, sino porque los compromisos adquiridos por el Gobierno de López Obrador no van a depender exclusivamente de México.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*