México defiende que todo tiempo que se gane con Trump “vale oro”

México salvó el viernes pasado la primera bola de partido, pero tendrá que demostrar resultados si no quiere exponerse a una nueva situación crítica a medio plazo. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, ha presentado este martes el pacto migratorio con Estados Unidos como una solución para evitar el peor de los escenarios -la imposición de un arancel del 5% sobre las exportaciones mexicanas- y ha subrayado su convencimiento de que México cumplirá con lo acordado con su vecino del norte. «¿Tiene un tiempo y cualquier día pueden cambiar las cosas?», se ha preguntado retóricamente el titular de Exteriores. «Sí, pero es mejor tener un acuerdo de esta naturaleza, con una declaración conjunta, a no tener nada. Lo que no quisiéramos es entrar de ninguna forma a un diferendo, por no llamarlo guerra comercial, porque eso afecta esencialmente toda nuestra economía».

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*