Los Lakers, a por otra estrella: Kawhi, Kyrie, Kemba, Butler…

Conmoción en la NBA apenas dos días después de que los Raptors cerraran con un histórico anillo la temporada 2018-19: cuando los Lakers, que no jugaron los playoffs, debuten en la próxima campaña, lo harán con LeBron James y Anthony Davis juntos en una plantilla que ahora mismo es imposible imaginar qué forma tendrá en su totalidad… y en la que los angelinos quieren añadir a una tercera estrella que conforme un big three que les convierta en aspirantes legítimos al anillo. LeBron tiene 34 años y las lesiones de Klay Thompson y Kevin Durant pinta, a priori, el Oeste más abierto de los últimos años con lo que puede ser un año de perfil bajo de los Warriors, los dominadores del último lustro.

Los Lakers mueven sus fichas en busca del espacio salarial para tener unos 32 millones de dólares con los que atraer a ese tercer gran jugador, para lo que, por ejemplo, pueden necesitar que el traspaso por Davis no sea oficial hasta el 30 de julio. Unas parecen más posibles y otras casi de ciencia ficción, y el escenario puede acabar siendo el ideal o una pesadilla si no hay forma de cerrar otra operación, pero los Lakers han ganado además la ventaja de tener a LeBron y Davis ya juntos, desde luego un posible imán para jugadores que de otra forma podrían tener dudas a la hora de sumarse al proyecto angelino. Estos son los principales:

Kawhi Leonard

El gran sueño y a priori la opción más difícil de todas. Se acaba de proclamar campeón y MVP de las Finales en su año «de alquiler» en Toronto y tiene todavía 27 años. Sin embargo, y más dado lo cerrado de su carácter y lo hermético que es su círculo de confianza, nadie tiene demasiadas pistas de qué va a hacer. Californiano de nacimiento, jugar allí parece su gran objetivo aunque la consecución del título puede hacer que siga en Canadá. Los Clippers se han posicionado como un destino muy posible, porque además los rumores de hace unos meses apuntaban a que no quería jugar con LeBron James y todo lo que eso implicaba en lo extradeportivo… pero también hay muchas voces autorizadas que aseguran que nadie sabe nada y que los Lakers siguen siendo una opción para Kawhi. Sería, desde luego, la formación de un big three absolutamente histórico y aterrador para los rivales. Pero es, hay que insistir, ahora mismo casi poco más que un sueño. Pero…

Jimmy Butler

El escolta (29 años) ha rechazado su player option (solo 19,8 millones) y será agente libre. Él ha dejado claro que quiere un contrato máximo y que quiere luchar por ser campeón. Los Sixers quieren que siga y pueden ofrecerle 190 millones por cinco años. El resto de equipos, 140 por 4. Se le ha relacionado también con Knicks y Nets pero en los últimos días se ha hablado del interés de Lakers y de que él vería a los angelinos como una buena opción. Y eso, antes de la llegada de Anthony Davis… Los Sixers siguen teniendo la mano en la partida pero las reglas han cambiado con este traspaso de unos Lakers ahora mucho más atractivo para un jugador tan competitivo como Butler.

Kemba Walker

Su nombre, que ya había estado sobre la mesa en las últimas semanas, volvió a aparecer en boca de Marc Stein (New York Times) en cuanto se confirmó la operación que dejaba a los Lakers sin su base titular (Lonzo Ball). Kemba sería una opción eléctrica al lado de LeBron y Davis. Viene de la mejor temporada de su carrera, tiene 29 años y quiere ganar más de lo que ha ganado (en lo deportivo) en sus años en los Hornets. Sin embargo, su implicación con la franquicia en la que ha cubierto toda su carrera NBA (desde 2011) es máxima y ha dejado la puerta abierta a seguir en Carolina, donde además (por entrar en los quintetos NBA) puede cobrar 221 millones por cinco años. En otras franquicias, 140 por cuatro. La diferencia es notable, e incluso ha afirmado que aceptaría cobrar menos del máximo para aliviar las cuentas de los Hornets. Eso sí, si llaman a tu puerta LeBron y Davis… La pasada temporada promedió 25,6 puntos y casi 6 asistencias y se coló en el Tercer Quinteto de la pasada temporada.

Kyrie Irving

La madre de todas las grandes historias. Kyrie se fue de los Cavaliers para «alejarse de la sombra de LeBron James» pero la temporada pasada, con uno en los Celtics y otro en los Lakers, el base llamó al alero y se escenificó una absoluta reconciliación que abrió paso a los rumores de que una segunda parte de su relación deportiva podría ser posible por muy estrambótico que pudiera sonar. Kyrie viene de una temporada amarga en unos Celtics en los que prometió seguir en octubre pero de los que ahora tiene más de un pie fuera. Los Knicks eran una opción (se ha hablado mucho de una reunión allí con el ahora lesionado Kevin Durant) y los Nets han aparecido como claros favoritos en los últimos días, con cambio de agente del base incluido. Pero Sam Amick (The Athletic) asegura que no hay que enterrar para nada la opción de los Lakers. Y menos ahora, ya que Kyrie tenía como uno de sus objetivos de futuro jugar al lado de Anthony Davis. Este movimiento supondría un verdadero terremoto en todo el universo NBA, desde luego. Más allá de que haría temibles a los Lakers, claro.

Klay Thompson

Hijo de Mychal Thompson, campeón con los Lakers del Showtime, y amante de California, siempre pareció que si salía de los Warriors Klay Thompson iría a los Lakers… pero nunca ha parecido muy probable ese cambio de aires. Ahora, y tras su grave lesión de rodilla en el sexto partido de las Finales, todavía es más claro que seguirá en la Bahía: los Warriors le ofrecerán el contrato máximo que él busca y su lesión le convierte en una opción poco atractiva a corto plazo para un equipo como los Lakers, que quiere dar la campanada ya la próxima campaña. En pureza, hay pocos jugadores que encajen a priori tan bien con LeBron en lo deportivo, pero una opción que ya era remota ha quedado ahora descartada salvo terremoto improbable en los Warriors.

Khris Middleton

Hace tiempo que este alero de 27 años dejó de ser el secreto mejor guardado de los Bucks. Se acaba de estrenar como all star y rechazará 13 millones de player option para ser agente libres. Es casi una súper estrella pero desde luego sería un jugador ideal para compartir pista con LeBron y Davis. En principio los Bucks, que acaban de ganar 60 partidos y estuvieron a dos victorias de las Finales de la NBA, quieren mantener su bloque para, además, evitar que Giannis Antetokounmpo empiece a ver al equipo con peores ojos (el proceso que Davis vivió en Nueva Orleans). Además, los Bucks pueden darle 190 millones por cinco años y los Lakers no podrían pasar de 140 por cuatro. Otra opción óptima pero muy complicada.

El otro gran nombre del mercado será Kevin Durant, pero nunca se le ha asociado a los Lakers desde la llegada de LeBron. Sus opciones más claras estaban en los Knicks con la continuidad en los Warriors y otros aspirantes (Nets, Clippers) completando sus bazas de futuro. Su lesión gravísima, fractura del tendón de Aquiles, le dejará sin jugar toda la próxima temporada (o casi toda) y los Warriors se plantean ofrecerle un contrato máximo como premio por su sacrificio (cayó en el quinto de las Finales tras regresar con su equipo contra las cuerdas: 3-1) y para retener así a uno de los mejores jugadores de siempre de cara a volver con la máxima fuerza a partir de la temporada 2020-21. Los Knicks también se plantean atarle a largo plazo a pesar de que muchos jugadores no vuelven a su nivel óptimo tras esa lesión. La opción de los Lakers, por lo tanto, es inexistente en este caso.

A partir de estos jugadores, se abrirían otra categoría de mercado y lo que para muchos podrían ser otra filosofía: apostar por más de un jugador de clase media y tener más profundidad en lugar de obsesionarse con un big three sin apenas acompañamiento. En el mercado estarán también los Redick, D’Angelo Russell (su vuelta a L.A. parece improbable, claro), Bogdanovic, Ricky Rubio, Beverley, Ross, Ariza, Brogdon (será agente libre restringido en los Bucks)… Y algunos ex de esta pasada temporada que podrían regresar con contratos más baratos: Rajon Rondo, JaVale McGee… pero la opción de los Lakers, al menos el plan A, parece clara, y pasa por intentar formar un big three con otra gran estrella.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*