López Obrador entra en una encrucijada ante el freno de la economía mexicana

La voz del presidente Andrés Manuel López Obrador cuando habla de economía es calmada. “Vamos muy bien en lo económico”, repite siempre que tiene la oportunidad de abordar el tema. Los datos de crecimiento publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que muestran un crecimiento mínimo del 0,1% del PIB, contrastan con la tranquilidad del presidente mexicano. Su Gobierno rema contracorriente en una escena económica adversa en la que la dirección de sus políticas públicas todavía generan incertidumbre entre varios sectores.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*