Griffin, contra LeBron… y contra sí mismo: «Yo fui miserable, pero él ya no es un animal ganador»

David Griffin se ha confesado como nunca. Lo ha hecho con Jake Fischer en Sports Illustrated. El directivo, ahora de nuevo en la esfera pública tras su fichaje por los Pelicans y el encargado de conducir hacia el éxito a Zion Williamson en sus primeros pasos en la NBA, ha retratado su trabajo en Cleveland, por lo que era conocido hasta ahora, en la segunda etapa de LeBron James en dicha franquicia, algo que critica. 

RELACIONADO | Más estrellas por menos dinero: el milagro de Griffin

«Literalmente en el momento en el que ganamos el campeonato me di cuenta de que no iba a seguir. Era imposible hacerlo fuera cual fuera la cantidad de dinero que me ofrecieran. Todo lo que hicimos allí estaba tan contaminado y era insostenible… y, francamente, poco divertido… Yo me sentí tan miserable que perdí el amor por el juego, ni siquiera veía los partidos. Estaba tan obsesionado en lo que debía conseguir que aquello perdió la gracia», asevera con contundencia. 

«Yo estaba en otro plano totalmente diferente al de los jugadores, no estábamos en la misma onda», asegura, mencionando a LeBron James como responsable: «No es muy bonito que se lleve todo el mérito pero nunca las culpas». El GM critica al LeBron del pasado pero también al actual: «Ya no tiene mucho más que hacer y creo que ya no es el mismo animal competitivo y ganador que era antes»

Griffin salió de los Cavs en 2017 tras una tensa reunión con Dan Gilbert, propietario y muy crítico con James en su día, en la que no alcanzaron un acuerdo para renovar el contrato. Curiosamente en aquel momento LeBron se mostró bastante contrariado por su salida y aquello fue el principio del fin para la megaestrella de Ohio en el equipo de sus amores, ya que un año después cambió de equipo y se fue a los Lakers.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*