Trump pide a las empresas estadounidenses que busquen una alternativa a China

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apenas ha tardado unas horas en responder al anuncio chino de nuevos aranceles a las importaciones estadounidenses. Pekín había anunciado este viernes la imposición de nuevas tasas, que pasarán del 5% al 10% sobre productos de EE UU valorados en 75.000 millones de dólares (67.700 millones de euros)—. Estos gravámenes son una represalia por la decisión de Washington de aumentar sus aranceles sobre 300.000 millones de dólares (270.600 millones de euros) de productos chinos, y entrarán en vigor en dos tramos, el 1 de septiembre y el 15 de diciembre. Son las mismas fechas en las que está previsto que se pongan en marcha las penalizaciones de EE UU. Trump ha pedido este viernes a las empresas estadounidenses que comiencen a evaluar «una alternativa» al gigante asiático para llevar a cabo su producción. El presidente ha adelantado que Washington anunciará una respuesta a los aranceles de China esta misma tarde.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*