La interrupción del escrutinio multiplica la tensión en Bolivia ante una posible segunda vuelta

Bastó el anuncio de los resultados parciales de las elecciones para que la noche del domingo estallara la tensión en Bolivia. Los datos provisionales, que reflejan una significativa pérdida de apoyo de Evo Morales, apuntan a una segunda vuelta con su principal adversario, el exmandatario Carlos Mesa. El presidente, que gobierna el país desde 2006, logró el 45,7% frente a un 37,8% de Mesa con casi el 84% del voto escrutado, según la transmisión rápida de actas. El conteo ofrecido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) quedó interrumpido al filo de las 20.00 (hora local), según esa instancia debido a un conflicto entre la transmisión de datos del órgano central y de los tribunales departamentales.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*