Curry, Zion, Lowry… El inicio de la NBA, asolado por las lesiones

El inicio del curso baloncestístico 2019-20 ha estado lleno de sorpresas en todos los sentidos. Equipos aspirantes que no lo son tantos, franquicias humildes que dan la sorpresa, fichajes que no están saliendo como se esperaba, proyectos que empiezan a ver la luz y otros que no están ni cerca de hacerlos. Sin embargo, lo más curioso de esta temporada ha sido de momento la cantidad de lesiones que estamos viendo. Una lacra que ha asolado la Liga y que ha tenido grandes nombres como protagonistas. Algunas de estas lesiones pueden cambiar el devenir y los objetivos de determinadas entidades y otras se espera que vuelvan a tiempo para poder ayudar a sus equipos.

Esto se une, además, a las bajas que ya de por sí existían antes de que se iniciara la temporada. Hablamos de Kevin Durant o Klay Thompson, lesionados durante las Finales del año pasado. Pero también de DeMarus Cousins, que cayó durante la pretemporada de los Lakers o de Blake Griffin, que ha retornado recientemente con los Pistons. Sin embargo, nada comparado con todas las bajas que hemos vivido en estas últimas semanas, que se han multiplicado y han tenido como víctimas a algunos de los hombres más importantes de la competición.

A continuación, enumeraremos algunas de las lesiones más importantes de este primer mes de NBA, que ha dejado resultados sorprendentes pero también ausencias que pueden ser decisivas.

Zion Williamson

Fue antes de que empezara la temporada, pero la incluimos por su importancia para el inicio de la temporada. Después de llegar como un icono mediático y como número 1 del draft, el jugador hizo un gran papel en los amistosos, donde destacó por encima del resto y llenó de esperanza a una franquicia como los New Orleans Pelicans, que llegaban de un verano muy movido en el que habían perdido a Anthony Davis a cambio de la camada de jóvenes de los Lakers. Sin embargo, el ala-pívot se rompía el menisco, y lo que iba a ser una simple baja de pretemporada por descanso se traducía en una ausencia de entre 6 a 8 semanas. La noticia corrió como la pólvora y provocó un auténtico terremoto fuera y dentro de un equipo que rebajaba sus expectativas enormemente (2-8 a estas alturas) y que veía como su estrella ya no era favorita para ser Rookie del Año, puesto que ahora ocupa Ja Morant.

Stephen Curry

Probablemente haya sido la noticia con mayor impacto en lo que llevamos de temporada. Y la que más influencia tenga en su equipo si hablamos de la situación en la que se encuentran los Warriors, que han pasado de luchar por el anillo a perder un partido tras otro en apenas unos meses. El base se fracturaba la mano en el tercer partido de la temporada ante los Suns y dejaba tocados y casi hundidos a una franquicia a la deriva que nada tiene que ver con la que ha dominado la NBA el último lustro. Si después de perder los dos primeros partidos ya hablábamos de las posibilidades de los Warriors de quedarse fuera de los playoffs, ahora estamos en una situación en la que hay un consenso casi unánime que les deja sin opciones de llegar a la fase final. Curry volverá a ser evaluado en tres meses, pero hay rumores que indican que podría perderse incluso toda la temporada… Veremos.

Kyle Lowry/Serge Ibaka

Los Raptors han perdido a Kawhi, pero no han dejado de ser competitivos ni a pesar de las lesiones. En el caso de Lowry e Ibaka ambas ocurrieron en el mismo partido, ante los Pelicans. El base sufrió un duro golpe en el pulgar de su mano izquierda y se espera que regrese lo antes posible, mientras que el hispano-congoleño está en una situación parecida tras sufrir un esguince en el tobillo derecho. No son bajas graves, pero son ausencias que no han quitado competitividad a los Raptors, que ganaron a los Lakers en el Staples acabando con una racha de 7 victorias consecutivas y estando a punto de hacer lo propio ante los Clippers. Solo una crisis tremenda en ataque en el último periodo (solo 10 puntos) lo ha impedido. Lo bueno para Toronto es que tiene bajas, pero ninguna es la de Siakam y el nivel de MVP que está mostrando esta temporada. Mientras sigan así, no hay problema para ellos.

Gordon Hayward

Hayward estaba en 20 puntos, 9 rebotes y más de 4 asistencias por partido en el inicio de temporada. Estaba recordando al jugador que llegó a ser All Star en los Jazz. Estaba siendo para muchos el mejor del equipo y estaba liderando a los Celtics en pista. Su lesión ante los Spurs, partido en el que sumaba 9 puntos en apenas 15 minutos y un +15 con él en pista es una golpe moral no para el equipo (que sufrirá a buen seguro su pérdida) sino para él, que empezaba a asomar la cabeza y a volver a mostrar su mejor versión antes de volver a caer. Eso si, ha sido en la mano izquierda (es diestro) y no tiene la misma magnitud que la que tuvo ante los Cavs en 2017, que casi acaba con su carrera. Ahora tiene seis semanas de baja tras ser operado el pasado lunes y se espera que esté disponible para Navidades. Mientras tanto, los Celtics siguen ganando.

Otros

No han sido las únicas lesiones de la temporada. Uno de los equipo que más se ha visto perjuidicado son los Kings, que cuentan con las bajas de Marvin Bagley III, que estaba siendo de lo más destacado de Luke Walton en un equipo con muchas dificultades. También se les ha ido D’Aron Fox, que se perderá de tres a cuatro semanas por un esguince en su tobillo izquierdo. Sacramento va 3-6 y está lejos de las expectativas iniciales y del nivel mostrado el año pasado, cuando incluso pelearon por los playoffs. Otras lesiones han sido las de Khris Middleton, Zach Collins, Gerarld Green… y Anthony Davis. Que está jugando pero se queja de dolor en el hombro. Las bajas están siendo una lacra que se está cebando con muchos baloncestistas y que está siendo protagonista en este inicio de temporada.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*