Westbrook: «Beverley no defiende, solo corre por la cancha»

No existe paz entre Russell Westbrook y Patrick Beverley. La tensa relación entre ambos jugadores es una constante lineal temporada tras temporada desde que en la primera ronda de los playoffs de 2013 el jugador de Los Angeles Clippers (en esa época en Houston Rockets) lesionará de gravedad a Russell Westbrook. El base, en ese momento en Oklahoma City Thunder, sufrió un desgarro de menisco en la rodilla derecha que requirió múltiples intervenciones quirúrgicas en una acción absurda: Pat trató de robar el balón a su contrincante cuando este ya había pedido un tiempo muerto. En el choque se produjo la lesión que dejó a Westbrook sin jugar el resto de la postemporada.

Esta madrugada, después de la victoria de los Rockets frente a los Clippers, la llama entre los dos se avivó de nuevo. En palabras a los medios de comunicación, Westbrook atacó a Beverley, que ha sido aclamado por público y crítica como uno de los mejores defensores de la NBA. Un jugador capaz de agarrarse a cualquier rival, sea del tamaño que sea, como demostró con Kevin Durant en los playoffs de la pasada campaña. Un teoría que el base de Houston puso en duda, según recoge la ESPN. “Os engaña a todos, hombre, cómo si jugara defensivamente. No cubre a nadie. Simplemente corre por la cancha, sin hacer nada… Toda esa conmoción para recibir 47 puntos (en referencia a la anotación de Harden)”, aseguró. Beverley no quiso contestar: “No comencemos. No me importa”.

Beverley ante Houston Rockets

El de Chicago jugó 26:43 minutos en la derrota de los Clippers en el Toyota Center. No acabó el duelo al cometer seis faltas: la última a 1:31 para cerrar el choque, cuando su equipo se encontraba siete puntos abajo (95-88). Sin él, el parcial fue de 7-5 en favor de los locales, que disfrutaron de tres tiros libres por tres técnicas: dos a Doc Rivers, que acabó expulsado, y una del propio Beverley.

Anotó solo seis puntos (0 de 7 desde el triple) y en defensa, al igual que el resto de los Rockets, sucumbió al estado de gracia de Harden. Aunque él no fue el principal culpable. Según las estadísticas de la NBA, ambos se emparejaron durante solamente 5:40 minutos y La Barba solo hizo 4 de los 18 puntos de su equipo en ese lapso. Todos ellos, además, desde la línea de personal: 0/4 en tiros de campo con un 0/2 desde el triple. También repartió dos asistencias. La realidad no es siempre lo que parece.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*