Al menos siete manifestantes mueren en duros choques con las fuerzas de seguridad en Bolivia

La convulsión en Bolivia no ha remitido con la renuncia de Evo Morales y la toma de posesión de un Gobierno interino. Las protestas generadas por el vuelco en los equilibrios políticos del país dejaron este viernes al menos a cinco manifestantes muertos y decenas de heridos en una localidad cercana a la ciudad de Cochabamba, según ha informado el Defensor del Pueblo. Este sábado el número de fallecido ascendió a siete, informa Efe. Los choques con las fuerzas de seguridad y los militares se produjeron en medio de una gran movilización de cocaleros fieles al expresidente. También en La Paz se registraron violentos disturbios. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió que «las acciones represivas de parte de las autoridades» pueden poner en peligro cualquier el diálogo.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*