Bolivia quiere superar el “impasse” con España y mandará un representante a Madrid

La Delegación de la Unión Europea en Bolivia sugirió, en un comunicado del 31 de diciembre, que el Gobierno boliviano había sobreactuado al expulsar a dos diplomáticos españoles del país por el incidente en la residencia de la embajadora mexicana en La Paz, sucedido cuatro días antes. En respuesta, la Cancillería boliviana afirmó que “Bolivia desea superar este impasse a la brevedad posible y mantener estrechas relaciones con el Reino de España, en el marco del tradicional respeto y la amistad que siempre las han caracterizado” y anunció que acreditará en Madrid a un “alto representante diplomático”. El ministro boliviano de Gobierno, Arturo Murillo, aprovechó las últimas horas de trabajo del año pasado para reunirse con embajadores de Alemania, Francia, Dinamarca y la Unión Europea (UE), a quienes les explicó, tal como ellos habían pedido, la versión boliviana sobre lo sucedido el viernes 27 de diciembre.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*