Ya están aquí: los Spurs, octavos en solitario del Oeste

San Antonio Spurs doblegó en la prórroga a Golden State Warriors (117-113) y sumó su segunda victoria seguida. En los últimos once partidos, la franquicia texana ha logrado sacar adelante siete encuentros para un balance total de 14-18 que la coloca en la octava plaza de la Conferencia Oeste en solitario. Portland Trail Blazers, noveno, está a un encuentro de distancia. Los Thunder, séptimos, se sitúan un poco más lejos, a dos duelos y medio.

Una situación clasificatoria sorprendente para los de Gregg Popovich. Los Spurs comenzaron el curso con solo siete triunfos en los primeros 21 choques. Parecía que ya, sí que sí, San Antonio había claudicado y tocaba agachar la cabeza y comenzar una reconstrucción impensable después de clasificarse para los últimos 22 playoffs de manera consecutiva. La mejor racha de siempre en la NBA junto a la de Syracuse National/Philadelphia 76ers. Todos los dábamos por hecho (y todavía puede pasar, claro) pero los texanos no se dan por enterados y se niegan a despertar del sueño.

La canasta que llevó a la prórroga

Es, simplemente, sorprendente su empecinamiento. Lo ha mostrado desde que Pop se sentó en el banquillo y esa cabezonería se reafirmó contra Golden State. Los Spurs vencieron a los antes poderosos Warriors (9-26, segundo peor equipo de la Liga) en la prórroga. La quinta del curso para un balance 4-1 con una maravillosa actuación de DeMar DeRozan (24 puntos) y la aparición estelar de Dejounte Murray en el tiempo extra. El base anotó 7 de sus 15 puntos en ese periodo y dio el estirón necesario en el marcador (114-107) para dejar en la cuneta a unos Warriors donde destacaron Burks (28), Robinson III (25) y Lee (20). La franquicia de la Bahía nunca había sumado tantas derrotas desde que Steve Kerr se sentara en el banquillo en 2014.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*