El traspaso fue un acierto: Davis (46) aplasta a los Pelicans

El pasado 16 de junio y tras meses de tira y afloja, Los Angeles Lakers se hicieron con Anthony Davis. La franquicia angelina pagó un alto precio por uno de los mejores jugadores de la NBA: Brandon Ingram, Lonzo Ball, Josh Hart y tres rondas del draft. Para muchos, una auténtica locura. Era dilapidar gran parte del tesoro acumulado en los últimos años y una hipoteca para el futuro. Sin embargo, el tiempo parece dar la razón a todos aquellos que apostaron por el ala-pívot, de (recordemos) tan solo 26 años.

Con la dupla Anthony Davis-LeBron James, los Lakers se encuentran en la primera posición de la Conferencia Oeste después de seis años penando en la NBA con un balance de 28 victorias y solo 7 derrotas. La última víctima de los angelinos fue New Orleans Pelicans, que aún suspira por el debut del número uno del último draft, Zion Williamson. El ejecutor de la franquicia de Luisiana fue su expupilo. La Ceja se disparó a los 46 puntos (15 de 21) con un matazo para disfrutar y a los 13 rebotes. Al descanso ya sumaba 21. Antes de entrar en el último cuarto, 40. Es la tercera vez esta temporada que supera la barrera de los 40 tantos: anotó 50 contra Minnesota Timberwolves y 41… frente a los Pelicans. Sus antiguos compañeros son su presa favorita.

El show de Anthony Davis

El choque ante New Orleans fue un calco del duelo contra Phoenix del día de Año Nuevo. El equipo de Frank Vogel arrancó como un huracán y cerró el primer cuarto 12 puntos arriba (42-30) con un inspiradísimo Danny Green. Deadshot (25 tantos) perforó con 5 triples de 6 intentos la canasta de los Pelicans en los primeros 12 minutos. Los visitantes subían y bajan la intensidad con Ball (23) e Ingram (22) de estiletes, pero cada vez que el balancín tocaba el suelo, los Lakers golpeaban con dureza y los de Luisiana arrancaron el último cuarto 22 por detrás (105-83).

Sin embargo, como pasó frente a los Suns, los locales se relajaron y a falta de cinco minutos la distancia era de tan solo 8 puntos (110-102). LeBron (17 tantos, 8 rebotes y 15 asistencias) se llenaba de balón con muy malos resultados para los Lakers (al igual que la participación de Rondo), que no encontraban la manera de cerrar el triunfo. Davis tuvo que tomar cartas en el asunto con 6 puntos casi seguidos que dejaron en nada el intento de asalto de los Pelicans, que se mantienen en la penúltima posición de la Conferencia Oeste con un balance de 11-24.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*