Los Mavs de Doncic quieren al mejor reboteador de la NBA

El mercado de la NBA comienza a despertar. Después de consumarse la segunda racha más larga en la historia sin traspasos (165 días), los equipos parecen despertar. Tanto los candidatos para el playoff como los olvidados, esos conjuntos que deambulan sin mucha fe por esta temporada. Y en medio de ambos extremos se encuentra la posible salida de Andre Drummond de Detroit Pistons. Según Adrian Wojnarowski (ESPN), la franquicia de la MoTown ha abierto conversaciones con Atlanta Hawks para intercambiar al pívot. Los de Georgia, por el momento, ofrecen una primera ronda del draft 2020 (vía Brooklyn Nets) y aliviar la masa salarial de su rival en la Conferencia Este.

Las negociaciones son preliminares y otros equipos también han llamado a la puerta de Míchigan. Boston Celtics, Toronto Raptors y Dallas Mavericks, el equipo de Luka Doncic, también han entrado en la carrera por el dos veces All Star, según Vince Goodwill (Yahoo). Los canadienses y los texanos cuentan con que las buenas relaciones del center con Kyle Lowry y Kristaps Porzingis, respectivamente, inclinen la balanza a su favor.

Drummond, un excelente reboteador

Drummond (2,08 y 26 años), elegido con el número 9 en el draft de 2012, es considerado uno de los mejores reboteadores de la NBA. Las 7.944 capturas que ha acumulado en sus ya ocho temporadas en la Liga le sitúan como el 7º jugador en activo con más rebotes y su media de 13,82 como el primero (7º en la historia). En tres de las últimas seis campañas ha liderado ese apartado estadístico en el torneo y en las otras tres ha sido segundo. Este curso lidera la tabla con 15,8 por encuentro.

El center, que firmó por cinco temporadas y 127 millones en 2016, finaliza contrato este verano con Detroit Pistons, aunque tiene la opción de renovar automáticamente por 29 millones de dólares. Una posibilidad que desde hace un tiempo parece imposible. Drummond quiere marcharse de un equipo irregular, sin margen de mejora aparente y con el que solo ha disputado dos playoffs: 2016 y 2019. En ambas eliminatorias, los de la Míchigan se fueron en primer ronda sin ganar ni un solo partido (4-0 Cleveland y 4-0 Milwaukee, respectivamente).

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*