Control absoluto: 38+11+10 de Doncic para ganar a los Bulls

La visita de los impredecibles Bulls al American Arlines Center sirvió para ver otra actuación superlativa de Luka Doncic, ese chaval de 20 años que desmonta mitos en Dallas y tiene a la NBA en la palma de su mano. El esloveno volvió a tener que jugar por dos, a suplir la ausencia de su back-up Kristaps Porzingis, y como si nada: 38 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, sensación de dominio casi absoluto y una victoria más (118-110) que se va al casillero del equipo. 

8-0 de parcial para abrir el partido y el finés Lauri Markkanen (26+9) tenía que ponerse a trabajar. Powell era el ‘5’ de nuevo y Finney-Smith era el que contenía en el puesto de ala-pívot titular, con Barea acompañando a Doncic en la dirección. Los visitantes se acercaban, pero seguidamente caían en un 12-2 en contra que les volvía a alejar. Un pasito pa’lante y otro pa’trás. Los suplentes de los Mavs volvieron a sacar minutos adelante, esta vez con el buen hacer de Justin Jackson con y sin balón, como motor principal. Buena reacción, eso sí, de los de Boylen de la mano de Markkanen -de nuevo- y experimentados como Young o LaVine para hacer que el rival no metiera ni un tiro de campo en siete minutos, pero Doncic salió y cocinó dos triples con los que ponía de nuevo la pausa. 

Estaba teniendo problemas Dallas para contener las transiciones rápidas de Chicago. Qué mejor que ser tú el que acelera y deja atrás al contrario, ¿no? Pues eso hizo Luka Doncic en el tercer cuarto. Ahí firmó 21 de los 38 puntos con los que acabaría el partido, con el colofón en la última parte (11 puntos seguidos, 15 de los últimos 17). Un desparrame. Pusieron a más de uno a defenderle y fue peor, porque o se les veían las costuras o sacaba el balón para que otros acabaran jugada. Partido controlado. 

Se habla de nuevo de su partidos de triple-doble con 30 puntos. Son 9 esta temporada, más que toda la NBA junta (8), y 10 en total, los mismos que los que sumaban LeBron James, ‘Magic’ y Oscar Robertson a su edad. «Son sólo datos», dijo Doncic en los vestuarios cuando le preguntaron por ello, pero no.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*