Kyrie, tras su -29 contra los Sixers: «Necesitamos uno o dos jugadores más»

«Siento que tenemos grandes piezas pero es bastante evidente que necesitamos un jugador más o dos que me complementen a mi, Durant, Jordan, Temple, Dinwiddie y Levert. Veremos cómo evoluciona”. Fueron las palabras de Kyrie Irving tras la derrota de los Nets ante los Sixers. El equipo de Brooklyn sigue sin levantar cabeza y se sitúa ya en el octavo puesto de la conferencia Este, algo preocupante si tenemos en cuenta que a principios de temporada estábamos hablando de un contender. Quizá no uno de primera línea debido a la lesión de Durant, pero de un candidato, al menos, a estar mejor de lo que su pobre récord muestra (18-22) en estos momentos. 

Las palabras de Kyrie no han sentado especialmente bien dentro del mundo de loa NBA. Por lo menos en cuanto a los aficionados y a los analistas se refiere. El base, que ha estado fuera de circulación durante 26 partidos, volvió con buenas sensaciones ante los Hawks, donde anotó 21 puntos con un excepcional 10 de 11 en tiros de campo. Sin embargo, los Nets han sumado dos derrotas en los dos últimos partidos y esto, unido a las palabras de la propia estrella, ha vuelto a avivar el debate sobre un jugador tan talentoso como impredecible. Sobre todo cuando lo ocurrido ha tenido lugar después de que el base realizara un ignominioso encuentro en el que finalizó con 14 puntos en una muy mala serie de tiro (6 de 21), solo 4 asistencias y un horrendo -29 con él en pista.

Recordemos que Irving ya tuvo problemas en los Celtics, donde no consiguió mejorar al equipo, que tras dos finales del Este consecutivas (en la segunda ya estaba el base, pero se encontraba lesionado) se quedó en las semifinales del Este, cuando fueron prácticamente arrollados por los Bucks (4-1). Cuando los analistas echaron mano de los números se dieron cuenta de que con el base en pista, Boston había tenido un récord de 37-30, apenas un 55% de victorias que se disparaba a un 80 (12-3) cuando no se encontraba disponible.

En la presente campaña la historia se ha repetido y cuando Kyrie estaba sano, los neoyorquinos ha firmado un mal 5-9, que contrasta con el 13-13 que tiene cuando no está en pista. Los Nets incluso llegaron a sumar 4 victorias seguidas, aunque eso fue antes de sumar 7 derrotas sin interrupción. Eso sí, los jugadores han mejorado sin el base en pista (véase Dinwiddie) y se ha visto más sintonía entre la plantilla. Algo que contrasta con la relación existente entre la institución y la estrella, que desmadejó a la entidad a la que pertenece con los bandazos que dio en torno a su lesión y sus deseos de operarse (algo que finalmente no ha hecho). Los Nets, modélicos en este aspecto durante los últimos años, han chocado, como lo hicieron los Celtics la campaña pasada, con una actitud desconcertante y de difícil explicación que ha puesto en dificultades una dinámica que ya de por sí está siendo negativa en cuanto al juego.

En definitiva, sigue el lío en los Nets. El equipo no carbura, y aunque parece segura su presencia en playoffs (en el Este…) da la sensación de que la tempradava a ser más una transición a la espera de Durant que otra cosa. En Brooklyn tendrán que solucionar los problemas que Irving plantea dentro y fuera de la pista e intentar que cualquier dificultad que pueda aparecer trascienda lo menos posible de puertas hacia fuera. Y mientras tanto, Kyrie, pasando por alto que sus compañeros han sostenido al equipo durante los 26 partidos que ha durado su ausencia, pide más jugadores. El cuento de nunca acabar

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*