Harden firma un cuádruple-doble de pérdidas en una noche aciaga

Hornets 108 – Rockets 99

Los Houston Rockets salieron dormidos en Charlotte y lo pagaron muy caro. Los Hornets se pusieron 20-0 en los primeros seis minutos y consiguieron mantener la ventaja durante todo el encuentro, a pesar de que los visitantes se rehicieron un par de veces en el segundo y el tercer cuarto, cuando llegaron a ponerse a tres y cinco puntos de distancia, respectivamente. El entrenador de los Rockets, Mike D’Antoni, no encontraba explicación a semejante inicio de encuentro: «No he vivido nunca nada igual». Lo cierto es que los texanos fallaron ocho triples y perdieron cinco balones en sus doce primeras posesiones. James Harden, que esta vez no pudo contar con la ayuda de Russell Westbrook, fue el protagonista de la noche a su pesar. El escolta firmó un cuádruple-doble de puntos, rebotes, asistencias y… pérdidas. A los 30 tantos, 10 capturas y 14 pases de canasta sumó 10 balones extraviados. La estrella puso el acento en la defensa del último cuarto como problema principal de la derrota: «Empezar 20-0 nunca es fácil, pero hemos demostrado que tenemos fuerza mental para reponernos a algo así. Sin embargo, no hemos sido capaces de mantener la intensidad defensiva en el último parcial para completar el trabajo». Los locales, que venían de tres derrotas consecutivas, tuvieron a tres jugadores como principales ejecutores: Rozier (24), Graham (23) y Washinton (22). Los Rockets, por su parte, están en la mala racha que dejan los Hornets. después de ganar seis partidos seguidos y diez de doce, ahora acumulan tres derrotas seguidas.

Pistons 105 – Jazz 111

Los Utah Jazz son los grandes beneficiados de la noche en la parte alta de la Conferencia Oeste. Ampliaron su racha de victorias a cinco, las cuatro últimas a domicilio en la gira por el Este, con un triunfo en Detroit que ejemplifica a la perfección lo que está siendo la temporada de los de Salt Lake City: una montaña rusa. Un conjunto que está sumando victorias y derrotas con rachas muy marcadas y que anoche hizo lo propio con la puntuación en un encuentro que dominaba por 22 puntos en el segundo cuarto, se dejó empatar al comienzo del último periodo, se escapó de nuevo con un parcial de 2-18 y, cuando parecían tener el partido en su bolsillo, se volvieron a complicar la vida hasta ponerse 102-105 a menos de un minutos del final y a punto de perder el balón. Donovan Mitchell lo salvó in extremis pasándoselo a Joe Ingles, que encontró a Rudy Gobert en la zona. Con el reloj de posesión a punto de ponerse en cero le hicieron falta al pívot francés, que metió los dos tiros libres para asegurar, esta vez sí, la victoria de los suyos. Bogdanovic, con 32 puntos, fue el mejor en un partido en el que ambos conjuntos se quedaron en un 30% en triples. Algo extraño teniendo en cuenta que los locales venían de meter 18 por partido en sus últimos dos duelos y que los visitantes llegaban con el mejor porcentaje de tres de la Liga (38,5%). Los Jazz se asientan en la cuarta plaza y ya miran de cerca la tercera de los Nuggets (están a un partido), mientras se alejan un poco de los Rockets (uno y medio por debajo).

Cavs 104 – Nuggets 102

Los Denver Nuggets volvieron a tropezar con la misma piedra con la que cayeron el pasado 11 de enero, una de esas con las que no te puedes permitir caer una vez, mucho menos dos, si te quieres presentar como aspirante a llegara las Finales. Pero lo cierto es que los Cleveland Cavaliers le han ganado los dos encuentros que han jugado esta temporada. El de esta noche gracias a un gran segundo tiempo en el que destacaron tres jugadores. Colin Sexton (26+6+5), que sigue en una magnífica racha anotadora, Matthew Dellavedova, que fue titular en lugar del ausente Darius Garland y consiguió su récord de asistencias (14) y Kevin Love, que comenzó el partido tirándose dos piedras pero acabó con 27 puntos y varias canastas decisivas. El ala-pívot bromeó después del encuentro con sus dos primeros fallos: «Alguno habrá pensado que estaba borracho. Creo que nunca he empezado un partido con dos lanzamientos consecutivos acertando a la bandera y al logo de Jerry West». En un encuentro en el que Nikola Jokic pasó bastante inadvertido, Will Barton fue el máximo anotador de los visitantes (22) y Jamal Murray tuvo en sus manos la oportunidad de salvar de nuevo a su equipo en la última posesión, como ya hizo el jueves en Charlotte, pero esta vez su lanzamiento se quedó corto. Los Nuggets han perdido cinco de sus últimos diez partidos y se quedan a una victoria y media de distancia del segundo lugar del Oeste que ocupan los Clippers.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*