Sorprendente adiós: Brooklyn anuncia la marcha de Atkinson

Brooklyn Nets anunció este sábado que Kenny Atkinson no seguirá al frente del equipo. «Tras hablar con Kenny sobre el progreso de la temporada, ambas partes hemos acordado que un cambio de entrenador sería lo más interesante para el equipo«, dijo Sean Marks, general mánager de la franquicia neoyorkina. «Fue una decisión extremadamente difícil, aunque la franquicia cree que es necesaria en este momento. Kenny fue una pieza clave en el desarrollo de nuestros jugadores y en la construcción de una identidad y una cultura por la que hemos llegado a ser conocidos las últimas cuatro temporadas. Estaremos siempre agradecidos por todo el trabajo duro y la dedicación que Kenny tuvo con los Nets y la comunidad de Brooklyn. Kenny, Laura y la familia Atkinson será siempre parte de los Nets y les deseamos lo mejor para el futuro».

Atkinson fue durante su etapa en la Gran Manzana un entrenador modelo. Un técnico que levantó una franquicia a la deriva tras los intentos megalómanos de Mijaíl Prójorov de conquistar un anillo a la primera con los fichajes de Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry. Una operación que dejó a Brooklyn secó. Mandaron a Boston tres primeras rondas (2014, 2016 y 2018) más el derecho a intercambiar la de 2017 si tal era el deseo de los Celtics. Este movimiento es considerado uno de los peores en la historia de la NBA. 

El proyecto dejó en la cuneta a entrenadores como Avery Johnson, Jason Kidd y Lionel Hollins, y una reconstrucción en manos de Atkison, que llegaba de Atlanta tras tres años de ayudante (más cinco en New York Knicks). Los resultados en el juego, con una plantilla creada con retazos y atrapando todos los chollos que se ponían a tiro, fueron elevándose y el equipo creció a pasos agigantados en tres años: 20 y 28 victorias en los dos primeros cursos, y 42 la pasada temporada con clasificación para los playoffs con D’Angelo Russell a los mandos, Spencer Dinwiddie rugiendo y jóvenes talentosos como Caris LeVert y Jarrett Allen. 

Fin de la reconstrucción

Los Nets desplegaban un juego atractivo. Aguerrido, lleno de esfuerzos y con bastantes dosis de calidad que le llevaron a robar el partido inaugural de la serie de primera ronda a Philadelphia 76ers. Fueron eliminados 4-1 pero la sensación de que ahí había conjunto, que existía un proyecto era palpable. Y, por eso, llegaron Kyrie Irving y Kevin Durant. El base casi no ha participado esta campaña por diferentes problemas físicos (no se espera su vuelta hasta la próxima temporada) y el segundo ya llegó lesionado de Golden State Warriors: se rompió el tendón de Aquiles en el quinto partido de las Finales contra Toronto Raptors.

A pesar de esas ausencias, Brooklyn ha mantenido la dinámica del pasado y con un balance 28-34 están en la séptima posición de la Conferencia Este y a un paso de certificar su clasificación para sus segundos Playoffs consecutivos: Washington Wizards, noveno en la tabla, se encuentra a cinco partidos de distancia de ellos con solo 20 encuentros por disputarse. 

Atkinson abandona los Nets como el tercer entrenador con más partidos (308) y el cuarto en victorias (118) en casi cuatro temporadas. El exbase, que jugó en España (Canoe, Zamora, Baloncesto Salamanca y Calpe) deja el puesto de manera interina a Jacque Vaughn. El californiano lleva cuatro cursos como asistente en Brooklyn y tiene experiencia como primer entrenador al haber dirigido durante tres temporadas a Orlando Magic.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*