La metamorfosis de Adebayo

Bastó con un solo año para que ‘Bam’ demostrase en la universidad todo su poderío. Fue tercera espada en unos Wildcats liderados por De’Aaron Fox y Malik Monk -números 5 y 11 del draft de 2017-. Adebayo acabó su temporada universitaria con unos promedios de 13 puntos, 8 rebotes y 1,5 tapones por partido. Al igual que sus dos compañeros, fue elegido en el draft del 2017, en la posición número 14. Puso rumbo a los Miami Heat.

En su primer año, el papel de Adebayo fue secundario. El puesto de titular tenía nombre y apellidos: Hassan Whiteside, el hombre que convenció a la NBA de que su media en el videojuego de la serie ‘NBA 2K’ era demasiado baja, y que no reflejaba su nivel de juego. De hecho, aquel año, el rookie tan solo pudo disputar como miembro del quinteto titular 19 de los 69 encuentros totales.

Al año siguiente, ya como ‘sophomore‘ de la NBA, Adebayo empezó a robarle protagonismo a un Whiteside que no convencía demasiado. Los promedios del dorsal 13 de los Heat mejoraron, y este año, su nivel está siendo de ‘All-Star’.

Sus promedios en las tres temporadas como jugador de la NBA:

  • Temporada 2017-2018: 6,9 puntos, 5,5 rebotes, 1,5 asistencias y 0,6 tapones en 19,8 minutos de juego.
  • Temporada 2018-2019: 8,9 puntos, 7,3 rebotes, 2,2 asistencias y 0,8 tapones en 23,3 minutos.
  • Temporada 2019-2020 (hasta el momento): 16,1 puntos, 10,6 rebotes, 5 asistencias y 1,3 tapones en 34,4 minutos.

Post-Whiteside

Hassan Whiteside acababa contrato la temporada pasada, y los Heat decidieron darle una oportunidad a Adebayo. Bendita oportunidad, y qué bien aprovechada. Sus números han sido doblados con 10 minutos de juego más. La apuesta por el pívot de Kentucky fue una de las mejores que podían haber hecho.

Los Miami Heat llegaban a esta temporada con muchas dudas y con un Jimmy Butler que parecía estar solo; pero eso no fue así. Apareció el mejor Adebayo, y jugadores como Duncan Robinson o Kendrick Nunn, que no habían tenido oportunidades, las aprovecharon. También volvía a las canchas Goran Dragic, sumido en un papel secundario ante el descubrimiento de Nunn.

De no contar para los playoffs a situarse entre los cuatro mejores de la Conferencia Este. Con 41 victorias y 23 derrotas se han convertido en un verdadero quebradero para el resto de franquicias. 

Adebayo había conseguido hacer olvidar la necesidad de un nuevo integrante para la zona de los Heat, e incluso obtuvo el más que merecido premio de formar parte del All-Star Game.

¿Jugador más mejorado?

Se trata de un jugador que ha mejorado sus números drásticamente. Ha sido uno de los pilares de unos Miami Heat que se han aferrado a las primeras plazas desde el comienzo de la temporada. Además, está superando sus promedios de temporada tras el All-Star con menos minutos de juego.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*