Crisis del coronavirus en la NBA: crítica interna y calendario corto

La NBA está ahora mismo paralizada, sin saber si volverá ni cómo si lo hace esta temporada, por el temor al coronavirus tras confirmarse el primer contagio dentro de la Liga, el del jugador francés Rudy Gobert (Utah Jazz)

Uno de los periodistas con mayor reputación en lo que a información de NBA se refiere, Adrian Wojnarowski (ESPN), ha actualizado la situación…

En el día de ayer hubo Junta Directiva por videoconferencia. Se aguantó la decisión oficial porque este jueves se tenía planeada otra ronda de contactos con oficiales de los equipos (GMs y otros altos cargos) para atar más cabos en lo logístico, que es lo que impedía tomar una determinación más rápida. De la reunión se sacó la conclusión de que o se cerraban los pabellones para jugar a puerta cerrada o se suspendía, pero no se tomó ninguna determinación hasta saberse el caso de Gobert. De hecho, uno de los propietarios se mostró en contra de jugar sin público y sólo quería responder ante órdenes de estamentos públicos: James Dolan (Knicks). 

Después de la suspensión, mucho revuelo en la oficina central de Nueva York. Según la información filtrada, «todavía se mantiene el espíritu de que la temporada volverá a ponerse en marcha, pero claramente sería con un calendario truncado»

Parte de la discusión que se mantenía en el seno de la NBA era si trasladar o cortar, es decir, si jugar la temporada al completo pero en otro espacio de tiempo o si cancelar partidos para luego retomar y acabarla a tiempo. Se cree que se irá a lo segundo pese a que se había pedido a las franquicias información, como desveló en la jornada de ayer Sam Amick en The Athletic, sobre hasta cuándo estarían disponibles los pabellones de cada una viendo en el horizonte el mes de julio (cuando hay otros eventos importantes, los contratos de muchos jugadores ya habrán acabado…). 

Tras haberse tomado la medida importante, algunos dueños y otros cargos importantes han criticado duramente a la NBA de forma interna por su forma de proceder en este asunto y por las dudas que se generan en el futuro próximo. Hay franquicias que, pese a que la NBA ha dado vía libre a que sigan ejercitándose en los centros de entrenamiento, dará al menos dos días libres a sus empleados con tal de que, pasadas unas horas, Adam Silver y sus asesores puedan tener más claro el plan de actuación para lo que queda de temporada.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*