¿Siete faltas? ¿Elegir hotel? ¿Trasladar el parqué? Las ideas para mantener el factor cancha

Mañana las franquicias, nadie espera ya otra cosa, darán el OK al plan de Adam Silver para retomar la temporada 2019-20 de la NBA. Falta definir finalmente el formato y algunos detalles que siguen sobre la mesa, pero la hoja de ruta no se moverá mucho de lo que se viene diciendo en los últimos días: partidos sin público entre el 31 de julio y el 12 de octubre, aproximadamente, sede única en el complejo de Walt Disney World de Orlando y 22 de los 30 equipos implicados, con un tramo de fase regular, un torneo play in para decidir los últimos puestos de playoffs y unas eliminatorias en formato clásico: Este por un lado y Oeste por otro, ocho equipos clasificados en cada lado y, en principio, todas las eliminatorias al mejor de siete partidos.

Una de las cuestiones más obvias es cómo será esa pelea por el anillo sin público, sin viajes entre ciudades y los cambios que implica el traslado de un pabellón a otro, algo que provoca fluctuaciones a veces históricas en el nivel y el ánimo de los equipos. Según el periodista Dave McMenamin (ESPN), la NBA incluso está estudiando fórmulas de dar cierta ventaja a quienes hubieran tenido ese factor cancha a favor en cada eliminatoria. Los equipos habían jugado una media de 64,7 partidos en los que básicamente habían peleado por eso, una situación de privilegio que ya nadie iba a quitar, como líderes inamovibles de sus Conferencias, a Milwaukee Bucks en el Este y Los Angeles Lakers en el Oeste.

Estas ideas van de las más intrascendentes a algunas que harán chirriar los dientes a los aficionados más puristas. En todo caso el propio McMenamin dejó claro que su aprobación será complicada porque necesitarían el visto bueno de dos tercios de los equipos y el sindicato de jugadores (NBPA). Estas son algunas de esas ideas que están llegando a la Liga desde las franquicias más interesadas en revivir de algún modo esa ventaja en las eliminatorias a siete partidos que, en una sede única y sin aficionados, va a quedar anulada:

-El equipo con factor cancha tendría la primera posesión de los cuartos segundo, tercero y cuarto. En el primero se mantendría el salto inicial.

-El equipo con factor cancha podría designar un jugador que podría hacer siete faltas y no las seis tradicionales antes de ser eliminado.

-Otra opción es que reciba un coach’s challenge (la petición de revisión a los árbitros) extra.

-Que puedan transportar a Orlando su propia pista y esta se cambie entre cada partido para que los jugadores ‘locales’ recuperen esa sensación de estar pisando su parqué.

-También se estudian fórmulas fuera de la pista: que los equipos se ordenen del 1 al 16 según su ranking final en la clasificación y puedan elegir en ese orden el hotel que van a ocupar en Walt Disney World y el ESPN Wide World of Sports Complex, el complejo que será el centro neurálgico de la competición y donde se jugarán los partidos.

La NBA creó un comité (con propietarios, general managers, entrenadores y jugadores) para supervisar los ajustes que se están teniendo que hacer en el formato y por ahora este no ha aprobado ninguna de estas soluciones. Un ejecutivo de un equipo de la Conferencia Este le dijo a McMenamin que la NBA tiene este asunto en mente «pero que no es una prioridad» y que también hay voces que creen que trastocar reglas básicas del juego solo serviría para restar legitimidad y dar todavía más sensación de extrañeza a los partidos que se van a jugar en Orlando: «No puedes crear otros problemas cada vez que tratas de solucionar uno», dice otro ejecutivo. Hasta ahora ya se han descartado sin darles demasiadas vueltas opciones demasiado excéntricas como que el que número 1 de cada Conferencia elija rival antes de la primera ronda.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*