Ganar a lo grande: LeBron pidió defender a Butler en el partido decisivo de las últimas Finales

LeBron James fue el MVP de las Finales en este 2020 por cuarta vez en su carrera. Cuatro veces, cuatro títulos conquistados. A los merecimientos con los Heat (2012 y 2013) y los Cavaliers (2016) se sumaba el de este año, en el que batallaba con su compañeros Anthony Davis por este premio a la vez que ambos luchaban por ganar el campeonato para los Lakers, el primero para la franquicia angelina en una década. El de Ohio fue merecedor del galardón al promediar 29’8 puntos, 11’8 rebotes, 8’5 asistencias y 1’2 robos en 39 minutos en los seis encuentros en los que se resolvió la serie definitiva de esta convulsa temporada. 

Enfrente de los Lakers estuvieron los Heat. Como principal opositor, Jimmy Butler. Los de Miami, el equipo al que LeBron ha ayudado a ganar dos de sus tres campeonatos, se elevaba hasta las Finales con un nuevo líder, un Butler que además se creció en ellas y forzó dos derrotas de unos Lakers que sólo habían perdido tres de los quince partidos que habían jugado antes. 

El peligro era real. Butler jugó excepcionalmente, dejando incluso un partido para los anales de la historia (40+11+13, acercándose a registros del propio LeBron y pocos más). Con la recuperación de los lesionados, Adebayo y Dragic, el crecimiento de Olynyk, con Robinson habiendo soltado los nervios y otros factores, el 3-2 con el que los dos equipos se plantaron en el sexto partido hacía que el ánimo de los de Florida estuviera más arriba que el de los de California. Ese sexto era clave para cerrar unas Finales que los Lakers habían dominado un poco más. Y apareció LeBron James.

El entrenador asistente de los Lakers Mike Penberthy ha desvelado en Lakers Daily lo que la megaestrella de su equipo le traslado al equipo técnico en la charla que tuvo lugar en las horas previas a la cita: 

«6º partido. Nos reunimos. Tenemos un plan de partido que explicar. Nos sentamos a hacerlo. Empezamos a pasar vídeos y llegamos a los de Miami. LeBron dice: ‘Entrenador, quiero defender a Jimmy. Quiero igualarle en minutos. Siento que necesito emparejarme con él todo el partido. Quiero que nadie más le defiende: el que quiere a Jimmy Butler soy yo’. Eso es liderazgo. Es decir que, siendo el mejor jugador de tu equipo, vas a defender al mejor jugador del otro equipo. Eso te dice algo más de él. Iba diciendo: ‘Tendré a Jimmy Butler y jugaré los 48 minutos si tengo que hacerlo’. Al final sólo bastó con 24, ahí acabó el partido, pero habla bien de él» 

Esto tiene más importancia si tenemos en cuenta lo que había acontecido en las eliminatorias anteriores con un Jimmy Butler jugando a tope. Por ejemplo, con todo un MVP como Giannis Antetokounmpo rehuyendo a su rival y cayendo con una sensación muy amarga. 

Según los datos que aporta la página web oficial de la NBA, Butler metió 12 puntos con un 55% en tiros y con un -19 al ser defendido por LeBron en ese sexto partido mientras que en las dos victorias de su equipo había promediado 37,5 puntos con un 66% de acierto y un +/- de +12,5.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*