Michael Jordan: «Si las estrellas quieren jugar juntas, 28 equipos van a ser basura»

Desde hace años hay una discusión en la NBA que trata sobre la acumulación de talento en unas pocas franquicias. Los jugadores, con mucho más poder de decisión sobre sus carreras que hace unas décadas, tienen una capacidad nunca vista para forzar traspasos. Y de un tiempo a esta parte es habitual ver a las estrellas de la Liga jugando en unas pocas franquicias. Es raro encontrar a alguno de los grandes jugadores de la NBA que no esté acompañado en su equipo por otro de esos grandes jugadores y sus cambios de equipos suelen ir siempre en las mismas direcciones.

Muchos colocan el inicio de esta tendencia en los Heat de 2010, los del Big Three de LeBron, Wade y Bosh, aunque tres años antes los Celtics juntasen a Pierce, Garnett y Allen. Desde entonces movimientos como el de Durant a los Warriors, el traspaso forzado hasta límites difíciles de imaginar hace unos años de Davis a los Lakers o la marcha de Kawhi a los Clippers con la condición de que fichasen a Paul George han sido ejemplos de estas prácticas.

Ahora ha sido Michael Jordan quien ha dado su opinión en una entrevista con Cigar Aficionado, una web especializada en puros, una de sus pasiones. El exjugador y actual dueño de los Charlotte Hornets ve un problema claro en esta práctica: «Creo que quieres poder tener un equilibrio competitivo en la liga, y si un jugador es capaz de elegir/determinar en qué equipo quiere jugar, entonces habrá alguna discrepancia de talento en la liga. Si todos van a Chicago, entonces todos los mejores jugadores estarán en Chicago. Se empieza a ver un poco de eso ahora, cuando todas las estrellas intentan unirse en el mismo equipo, pero creo que comenzará a dañar el aspecto general de la liga desde un punto de vista competitivo. Habrá dos equipos que serán geniales y los otros 28 serán basura«.

En la época de jugador de Jordan era menos habitual ver tanto movimiento de jugadores, especialmente de las estrellas, que tenían una mentalidad distinta respecto a jugar junto a otros grandes de la liga. En general, la idea iba más por enfrentarse unos a otros antes que ser compañeros de equipo. Hay que tener en cuenta que Jordan no habla únicamente como exjugador. De hecho, seguro que lo hace más como propietario, en este caso de una de las franquicias menos exitosas en los últimos años. Sobre el tema de construir un gran equipo en un mercado pequeño, como lo son sus Charlotte Hornets, también explicó su opinión:

«Las estrellas no tienen interés en ir a los mercados pequeños, por lo que su selección de talento debe ser un poco más elaborada y seleccionada para su equipo, su cultura, su ciudad y desde el punto de vista del entrenador. Así que pongo más énfasis en el draft de lo que solía hacerlo porque no podrás conseguir que los LeBron del mundo vengan a Charlotte. Para competir en un mercado pequeño se necesita mucho trabajo, lo cual no me da miedo, y se necesita mucha visión de futuro: ver nuevos talentos, fomentar nuevos talentos, desarrollar nuevos talentos. El mayor problema que tenemos es que no somos un Chicago, no somos un LA, entonces tienes que crear una cultura ganadora y tienes que poder conectar ese equipo de baloncesto con los sistemas de apoyo dentro de esa comunidad».

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*