Se acabó el sainete: Bogdanovic jugará en Atlanta Hawks

Fin del sainete del mercado. Al menos, de lo que llevamos de él. Si Howard tuvo protagonismo cuando, en unas horas, pasó de asegurar su continuidad en los Lakers vía Twitter para luego borrar el mensaje y firmar por el mínimo con los Sixers, la historia de Bogdan Bogdanovic ha durado unos días más y ha tenido como daño colateral a los Bucks de Antetokounmpo. Ahí es donde, en principio, iba a recalar el jugador serbio, algo que finalmente no ha salido como se esperaba. Según las primeras informaciones, el escolta iba a recalar en Milwaukee después de que la franquicia llegara a un acuerdo con Sacramento. La idea era firmar un sing and trade con el que los Kings, equipo al que ha pertenecido las tres últimas temporadas, le firmara un contrato con el que luego le traspasaría junto a Justin James y a cambio de Ersan Ilyasova, DJ Wilson y Donte Divincenzo. Sin embargo, el serbio no tenía ninguna intención de recalar en el equipo de Giannis y como agente libre restringido no tenía por qué firmar con los Kings.

Eso es, finalmente, lo que ha pasado. Bogdanovic dirigió su vista a Atlanta y firmó un sucultento contrato con los Hawks de cuatro años a razón de 72 millones de dólares. Los Kings tenían hasta las seis de la mañana para igualar la oferta, con lo que se harían de nuevo con los servicios del jugador, pero han decidido, viendo su negativa al traspaso que habían pactado, dejarlo marchar. De esta manera, los Bucks se despiden de una de sus esperanzas para reforzar el backcourt de su plantilla tras haber fichado a Jrue Holiday, un traspaso para el que dieron mucho a los Pelicans. Además, se les complica el plan de hacer un equipo ambicioso de cara a 2021, cuando Antetokounmpo será agente libre. Todos estos movimientos vienen dados con la intención de convencer a la estrella griega de que permanezca en la franquicia y que no se vaya dejando un hueco que un mercado pequeño como el de Milwaukee siempre tiene muchas dificultades para llenar.

Por otro lado, los Hawks acaban siendo uno de los equipos ganadores del mercado. Tras firmar a Kriss Dunn (10 millones en dos temporadas), hacerse con los servicios de Danilo Gallinari (61,5 millones en tres temporadas) y atar a Rajon Rondo (15, en dos), consiguen a uno de los mejores tiradores de la competición, un Bogdanovic que el año pasado promedió 15,1 puntos por partido con un 37,2% en triples. Además de una plantilla joven y prometedora que incluye a Bruno Fernando, De’Andre Hunter, Cam Reddish o el fichaje de Clint Capela, que aterrizó en Atlanta el año pasado procedente de los Rockets. Y Trae Young, claro. Solo faltaba. La joya de la corona.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*