‘El Mago’ Campazzo impresiona en su debut: «¡No tiene ni idea de que no está en playoffs!»

Increíble, esto es un sueño hecho realidad, llevaba toda mi carrera esperando este momento”. Facundo Campazzo estaba radiante después de debutar en la NBA, con la camiseta de Denver Nuggets, en el primer amistoso del equipo de las Rocosas, que jugó en el Chase Center de San Francisco y perdió (107-105) contra los Warriors. El resultado, obviamente, es lo de menos, pero después de perder por 20 puntos en el tercer cuarto, los Nuggets (72-52) llegaron a empatar (88-88, con Campazzo desatado) y perdieron en un final igualado en el que Vlatko Cancar, otro ex ACB, tuvo el último tiro del partido.

Los Warriors llevaban 277 día sin jugar un partido, desde el 10 de marzo (no se clasificaron para la burbuja). Los Nuggets, solo 77 desde que fueron eliminados por los Lakers a las puertas de las Finales de la NBA. Doscientos días de diferencia que no se notaron… salvo, quizá, porque Stephen Curry pareció más oxidado que Nikola Jokic. En el duelo de jugadores franquicia, dos megaestrellas que evidentemente cedieron el protagonismo a las piezas de rotación, Curry solo estuvo en pista 21 minutos (10 puntos, 2/7 en triples) y Jokic, 23, en los que (todavía más delgado que en Florida) dio un recital: 26 puntos (9/11 en tiros), 10 rebotes, 5 asistencias. Todavía sin Will Barton, los Nuggets formaron con Jamal Murray (4 puntos, 4 asistencias), Gary Harris, un Michael Porter Jr de cuya evolución dependen parte de las opciones de hacer algo grande estos Nuggets, Paul Millsap y Nikola Jokic.

Enfrente, los Warriors (que no tendrán a Klay Thompson en toda la temporada) no contaron con Draymond Green y James Wiseman (el número 2 del draft) una pareja de pívots frenada por el coronavirus en este arranque de pretemporada. Los de la Bahía enseñaron que, después del paréntesis de la pasada campaña, quieren recuperar su identidad: intensidad en defensa, transiciones rápidas y mucho tiro exterior. Y, esta vez, aportación de la rotación larga con puntos de Bazemore, Wanamaker, Lee, Poole y Mychal Mulder, que no tiene contrato garantizado y jugó fuerte y con buenas sensaciones.

La segunda unidad de los Nuggets, horrenda en la primera parte, se reivindicó después y a punto estuvo de dar la vuelta al partido con Monte Morris y Campazzo a los mandos. El base argentino jugó 24 minutos y acabó con 8 puntos, 1 rebote, 3 asistencias, un 3/6 en tiros (1/3 en triples) y 3 pérdidas. Y algunos highlights marca de la casa que hicieron que en la retransmisión televisiva en Denver ya lo apodaran «The Magician«. El mago.

Después de su titubeante inicio, los aficionados de los Nuggets vieron al verdadero Campazzo en el intento de remontada contra (eso sí) los jugadores de banquillo de los Warriors: intenso, con liderazgo y hambre. “Facu toma el mando” tuiteaba su equipo en plena remontada, mientras la prensa de Denver celebraba la energía y la visión de juego del ex del Real Madrid: “No sabe que no está en los playoffs”, “¿podrá jugar así todos los partidos?”, “What the Fac?”. Campazzo anotó tres canastas en ese tramo del último cuarto en el que su equipo llegó a empatar pero falló un par de tiros y sumó un par de pérdidas en los últimos minutos, con el marcador ya apretado.

Michael Malone, su entrenador, dejó claro que comprobarán en diez días (cuando arranque la temporada) si Campazzo puede dar esa energía todas las noches: “Jugar duro es un talento y es algo que él hace muy bien”. Y se puede apostar a que sí seguirá haciendo, tal y como él reconoció: “No estoy cansado, estoy de maravilla. Yo juego así. Me gusta darlo todo, poner el 100%. Es lo que hago por mis compañeros”. Y estos lo reconociero. PJ Dozier, otro que estuvo a muy buen nivel, fue uno de los que habló del debutante: “Había visto sus jugadas antes de llegar aquí… y ha trasladado bien su juego. Es divertido verle jugar y es divertido jugar con él”. Y Jokic, el gran líder de lo Nuggets, también le dio su bendición: “Es una pena que no haya aficionados en la grada porque se iba a convertir en su jugador favorito. Yo ya lo conocía y sé que es un ganador. Está en su currículum, sabe que se necesita para ganar”.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*