Los Sixers respiran tranquilos: la lesión de Embiid no es grave

Joel Embiid no acabó el partido ante Washington Wizards. Tras realizar un mate, cayó al suelo con fuerza y la rodilla izquierda, por el peso, se fue hacia atrás. El pívot se retiró por su propio pie (aunque cojeando bastante), tras unos minutos tumbado en la pista con gesto de dolor. Las alertas, como es normal, saltaron en Philadelphia Sixers, que podría haber perdido a su gran referente (29,9 puntos y 11,5 rebotes esta temporada), cuando marchan líderes del Este (26-12) con los Nets pisándoles los talones.

Pero, tras someterse a una resonancia magnética, la franquicia de Pensilvania comunicó que Embiid no tiene dañado ningún ligamento ni el menisco, sólo un hematoma en el hueso de la rodilla izquierda y que será reevaludado en dos semanas. Buenas noticias para los Sixers que acababan de recuperar al jugador, baja en el All Star Game y en el encuentro del jueves ante los Bulls por haber tenido contacto con un positivo (su peluquero).

Embiid, antes de retirarse, llevaba 23 puntos y 7 rebotes en 20 minutos. El pívot es uno de los candidatos a llevarse el MVP de al temporada.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*