Bolmaro se marcha a la NBA

Estaba cantado pero ya solo falta que sea oficial: Leandro Bolmaro va a dar el salto a la NBA y a jugar a partir de la próxima temporada en Minnesota Timberwolves. El base argentino de 20 años llegó en 2018 al Barcelona, y la pasada temporada fue a más en el primer equipo, cada vez con más confianza y más minutos. Un año de aprendizaje muy valioso después de descartar el cambio de Liga ya antes de la pasada temporada.

Bolmaro fue elegido con el número 23 por los Timberwolves en el draft de 2020, lo que hacía acreedor de un contrato de más de 11 millones de dólares por cuatro temporadas. Pero, como suceden con los jugadores de primera ronda, los dos primeros son totalmente garantizados (por unos 4,5 millones totales) y el tercero y el cuarto dependen de opciones unilaterales de renovación de la franquicia. Bolmaro tenía contrato con el Barcelona hasta 2023 y una cláusula de casi un millón de euros. La abonará, con la ayuda de los Wolves, que por convenio solo pueden poner por su parte un máximo de 750.000 dólares (unos 635.000 euros). El resto lo pagará el jugador, que cuenta con la presencia en el organigrama de los Wolves de su compatriota Pablo Prigioni.

En Minnesota tienen mucha fe en el crecimiento de Bolmaro, un base de enormes facultades físicas y una visión de juego eléctrica que con Jasikevicius mejoró como gestor del juego en estático. Tiene que ganar experiencia y mejorar su tiro para poder rendir al máximo en la NBA. En el draft 2020, los Wolves se llevaron a Anthony Edwards con el número 1. Tenían también el pick 17, que se lo dieron a los Thunder a cambio de las elecciones 25 y 28. Y después ascendieron del 25 al 23 para hacerse con Bolmaro dando esa 25 y su pick de segunda ronda (33). Edwards jugó una gran temporada rookie, como Jaden McDaniels (elegido con el 28). Ahora los Wolves esperan que Bolmaro se sume a una prometedora generación joven. Llega a un equipo en el que ha salido Ricky Rubio y que tiene a D’Angelo Russell como base titular y también a Jordan McLaughlin, Jaylen Nowell….

El Barcelona daban por segura la salida de Bolmaro. De hecho, y además de la continuidad de Nick Calathes, han llegado dos bases: el experimentado Nicolás Laprovittola y el prometedor Rokas Jakubaitis, otro que piensa en usar el Barça como trampolín a la NBA (fue elegido en el puesto 34 en el último draft y sus derechos pertenecen a los Knicks). Los más de 900.000 euros que dejará la salida de Bolmaro se unen a los 400.000 que recibió el club por los derechos de Mario Hezonja (jugará en el UNICS Kazan). En total, más de 1,3 millones con los que el Barça quiere rematar su plantilla. Falta un alero alto, un tres o tres-cuatro después de la salida de Hanga y de que no se concretara el fichaje del serbio Nikola Kalinic.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*