Todo es más fácil con LeBron

Los Lakers cogen aire. La franquicia angelina ganó con facilidad a Houston Rockets (95-85) para sumar su segunda victoria consecutiva, la cuarta en los últimos cinco partidos tras comenzar 0-2 la temporada con derrotas frente a Golden State Warriors y Phoenix Suns. Y lo hicieron con un control total sobre el partido, con ventajas que superaron los 20 puntos ya antes del descanso y que casi alcanzan los 30 en el último periodo. La reacción texana en el cuarto final maquilló un encuentro que los Lakers nunca temieron perder.

LeBron James fue capital para este triunfo. El alero, que volvió frente a los Cavaliers tras el susto de un tobillo que le permitió disputar tan solo 45 partidos el curso pasado, mostró que no es necesario estar acertado en el lanzamiento para dominar una cancha. Anotó 15 puntos con un mal 6/19, pero repartió 8 asistencias, importantes en el arranque para conseguir el despegue de los suyos. Llevó un ritmo tranquilo en los primeros compases del duelo. Sin nervios, sin estridencias. Hacer lo que había que hacer.

Westbrook y Carmelo

Y encontró bien a Russell Westbrook y Carmelo Anthony. Ambos, exjugadores por tiempo limitado en Houston, se ensañaron con su antiguo equipo. El base alcanzó los 20 puntos. Añadió 9 asistencias y 8 rebotes en 35 minutos sobre la cancha para un +25 con él en cancha, la máxima de los Lakers. Por su parte, Melo tuvo otro día sensacional: 23 tantos desde el banquillo con un 5/8 desde el perímetro. Además de un buen trabajo en defensa: 4 tapones, 2 robos. “No esperaba verlo con ese desempeño defensivo, fue genial”, admitió Frank Vogel, entrenador de los Lakers, sobre la labor del alero.

Houston poco pudo hacer ante un rival crecido. Solo Christian Wood (16) y Eric Gordon (17) dieron cierta guerra en unos Rockets que decidieron suicidarse con 25 pérdidas y 14 tiros libres fallados. Así, misión imposible. Usman Garuba no tuvo oportunidades: disputó tan solo 1 minuto cuando el día estaba finiquitado. El canterano del Madrid no encuentra su hueco en la NBA: de los seis partidos disputados por su equipo, solo ha aparecido en cuatro y su máxima han sido 10 minutos.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*