Golpe definitivo a Kyrie Irving

Kyrie Irving se encuentra apartado por Brooklyn Nets al no querer vacunarse, lo que supone un serio problema para un equipo que juega en Nueva York. La ciudad sigue un estricto protocolo para protagonistas de espectáculos como la NBA, e incluso levantó la mano para que pudiera entrenar al calificar el lugar como privado, pero ni aun así se llega a un entendimiento. El jugador no se ha vacunado contra el coronavirus y en ese estado no puede disputar partidos como local en el Barclays Center, por lo que la franquicia decidió apartarle hasta que pueda ejercer la profesión a tiempo completo y no sólo yendo a los encuentros que se den fuera de casa. 

En la ciudad hay movimiento institucional. Un nuevo alcalde tomará posesión el 1 de enero. Eric Adams sustituirá a Bill de Blasio. Al nuevo inquilino de la alcaldía se le ha preguntado por la situación de Kyrie Irving en una entrevista en CNN y el político ha dejado la pelota, sin mucho sentido, en el tejado de la NBA. «La ciudad de Nueva York no va a cambiar ninguna regla. Es cosa de la NBA y Kyrie el llegar a un entendimiento para mantenerle en los Nets y seguir velando por todos los deportistas que vienen a jugar aquí. Creo que lo arreglarán», dijo. 

Eric Adams no debuta con buen pie en este aspecto, ya que en realidad la competencia legal pertenece a Nueva York, que es la que ha puesto la regulación para lidiar con la pandemia, y los Nets se han adaptado a ella tomando una decisión ya explicada por Sean Marks. La NBA no rechaza a jugadores no vacunados, no está escrito en ningún lado, los sigue habiendo que disputan partidos en esta temporada. Sea o no una herramienta de presión para que Adam Silver se mueva, lo cual es poco probable dado que el de Kyrie es el único problema de este estilo a estas alturas, el alcalde electo de la ciudad ve de esta particular forma el conflicto. 

RELACIONADO | Kyrie Irving desvela su estrategia: luchar contra el control social 

Adams, policía afroamericano retirado ahora metido en política, había creado un cierto debate al ganar su puesto como alcalde al asegurar que revisaría los protocolos contra el COVID. Por eso es un jarro de agua no fría sino helada la nueva declaración, en la que el regidor confirma que la norma seguirá tal cual está ahora mismo, al menos por un tiempo prolongado. 

«Ésa es su determinación, es su cuerpo. Yo no puedo dictarle nada, tiene que hacer lo que él quiera», apuntó. «Soy fan de los Nets y me encanta Kyrie. Creo que es una pieza que necesitamos para ganar el campeonato», añadió. 

Irving se encuentra bajo contrato y controlado por el equipo, pero no puede reunirse con sus compañeros ni hacer una rutina de grupo hasta que esta normativa del COVID cambie o lo haga la postura de su equipo sobre su estado o la suya respecto a la vacunación. Nash, tras oír lo dicho por el nuevo alcalde, aludió a la cohesión del grupo en lo que se aclare el desaguisado.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*