Foto de Helen Ixcotoyac
Helen Ixcotoyac

Comunidad escolar apoya a estudiante recién llegada para que sueñe en grande

A pesar de haber llegado a los Estados Unidos desde Guatemala hace apenas cinco meses sin saber el idioma inglés, Helen Ixcotoyac, estudiante de primer año de la Preparatoria Irving, tiene metas elevadas: obtener becas para la universidad y eventualmente obtener un doctorado.

Lo que antes parecía imposible ahora parece estar al alcance de Helen, de 16 años, gracias a la motivación encontrada en el Grupo de Chicas, un grupo de apoyo para estudiantes recién llegados organizado por la consejera de la escuela preparatoria Irving, Rosalinda Estrada.

“La Sra. Estrada trajo a una estudiante que se graduó de la escuela preparatoria Irving hace unos años”, dice Helen. “Llegó a Estados Unidos más o menos con mi edad, y ahora tiene becas y está estudiando en una universidad. Desde el momento en que supimos de ella, me propuse obtener becas. Ella empezó a tomar clases avanzadas, así que estoy pensando en tomar clases avanzadas el próximo año”.

Aunque Helen admite que ha sido un reto adaptarse y aprender un nuevo idioma, está progresando enormemente.

“No entiendo perfectamente el inglés, pero he llegado al punto de que si mis compañeros no entienden y yo sí, me siento cómoda interviniendo para ayudar”, dice. “Mucho de eso tiene que ver con el apoyo de nuestros maestros, como el Sr. Soriano. Nos dice que tenemos que hablar en inglés, y si intentamos hablarle en español, nos ignora. Creo que eso es bueno porque todo es para ayudarnos a desarrollar nuestras habilidades lingüísticas.”

Helen también agradece la contribución de sus compañeros de clase, que le enseñaron la escuela y le sirvieron de intérpretes siempre que lo necesitaba.

“Mi primer día en la Preparatoria Irving, me sentí extraña”, dice. “Pero a los pocos días, mis compañeros y yo nos unimos y formamos una comunidad de apoyo. Definitivamente, lo compensaré con creces. Mucha gente me ha ayudado mientras me adapto, y me siento comprometida a ayudar a cualquier recién llegado como me ayudaron a mí.”

Helen encuentra aún más apoyo en el Grupo de Chicas, donde las participantes hablan de todo, desde los retos académicos hasta las amistades, las citas y las oportunidades después de la preparatoria.

“Quiero que este grupo sea un lugar donde puedan expresarse y ver que hay otras personas en el mismo camino y donde puedan conocer lo que hay ahí fuera y ver lo lejos que han llegado los compañeros que han estado en su misma situación, lo que han conseguido”, dice la Consejera Estrada. “Quiero que sepan que, sí, están teniendo estos desafíos, pero con las habilidades y el conocimiento que estos estudiantes están adquiriendo, van a ser la mejor versión de sí mismos. Van a tener éxito”.

Helen Ixcotoyac está convencida de ello.

“Ahora sé que es posible”, dice. “Sé que no será fácil, pero tampoco es imposible”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*