Comunidades judías de todo EE.UU. están en alerta máxima tras toma de rehenes en Texas

Comunidades judías de Estados Unidos vuelven a estar en alerta tras un nuevo ataque a los devotos de una sinagoga, esta vez en la Congregación Beth Israel de Colleyville, Texas, donde un hombre interrumpió el sábado el servicio de Shabat y mantuvo a cuatro personas como rehenes durante horas.

Ninguno de los rehenes perdió la vida, y el sospechoso está muerto, según las autoridades. Pero después de otros ataques de alto perfil en otras sinagogas, el incidente del sábado sirve como el más reciente recordatorio para que las congregaciones y organizaciones judías estén atentas, aumenten sus medidas de seguridad y tengan conversaciones difíciles sobre cómo mantenerse a salvo.

«De repente, tenemos que convertirnos en expertos en seguridad», dijo el rabino Joshua Stanton, miembro del Centro Nacional Judío de Aprendizaje y Liderazgo.

«No me hice rabino para ser un experto en seguridad», dijo. «Me hice rabino para enseñar, para apoyar, para cuidar, para estar en la comunidad más amplia como fuente de amor para el mundo. Y ahora, de repente, hay mucho miedo. … Y que la comunidad judía sea atacada de esta manera nos afecta a todos».

En una entrevista el domingo, el rabino Rick Jacobs describió una «montaña rusa de emociones» que, en su opinión, los judíos de toda Norteamérica habían compartido durante las 24 horas anteriores.

El sábado fue un día lleno de «profunda preocupación e inquietud que, por desgracia, nuestra comunidad conoce demasiado bien», dijo Jacobs, presidente de la Unión para el Judaísmo Reformista, que lidera una red de cientos de sinagogas reformistas, incluida la Congregación Beth Israel.

El sábado por la noche se produjo «el alivio más intenso» tras la liberación de los rehenes, dijo. Pero la gente se despertó el domingo preocupada de nuevo: «La pregunta era si estábamos lo suficientemente seguros como para volver a nuestras actividades normales», dijo Jacobs, actividades como reunirse en las escuelas religiosas o celebrar los servicios comunitarios previstos para celebrar el cumpleaños de Martin Luther King Jr.

«Es triste que esa sea la realidad, que gran parte de nuestra comunidad judía no se sienta segura en muchos entornos», dijo Jacobs. «Y sin embargo, ¿qué somos? Somos una comunidad judía que responde a cualquier problema o realidad a la que nos enfrentemos».

«Entrar en una sinagoga hoy en día y ser recibido por un guardia de seguridad, o algunos procedimientos de seguridad, tener que mostrar la identificación y pasar a veces por un detector de metales, o tener que responder algunas preguntas, honestamente nos sentimos más seguros al pasar por ese tipo de experiencia», dijo.

«Esto es justo lo que debemos hacer para mantener nuestras comunidades seguras».

Read more on CNN

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*