De Lowry a Kawhi: dudas y certezas en la agencia libre

En la agencia libre de 2020, muchas cabezas estaban ya en la de 2021. «Será una de las más importantes de la historia», se decía. Por aquel entonces, ni LeBron James ni Anthony Davis habían firmado sus extensiones de contrato. Ni el campeón Giannis Antetokounmpo. Tampoco Paul George o Donovan Mitchell. En menos de un año, el mapa ha cambiado mucho; pero, a pesar de ello, las próximas semanas no estarán exentas de movimientos importantes. En la temporada del regreso a la vieja normalidad, al menos en cuanto a calendario se refiere, las franquicias pueden empezar a negociar con los agentes libres a partir de la próxima madrugada (00:00 hora en España). Cuatro días después, el 6, ya se podrán producir las primeras firmas. Algunas, muy esperadas; otras, imprevisibles. Algunos de los principales nombres del mercado estarán, previsiblemente, sólo de paso, pues se apuesta por su continuidad. Es la situación de Kawhi Leonard o Chris Paul, que han rechazado la player option que tenían a su disposición. En el primer caso, de 36 millones de dólares; en el segundo, de 44. Mucho más difícil de anticipar es el futuro de DeMar DeRozan o Spencer Dinwiddie, agentes libres sin restricciones y, previsiblemente, con su futuro lejos de sus actuales equipos.

Con todo ello, la NBA, aún agitada por el terremoto Russell Westbrook, se dispone a emprender un baile constante de nombres y equipos. Desde Los Angeles Lakers, precisamente, brotarán algunos de los más destacados. Entre ellos, Dennis Schröder, cuyo futuro ya parece lejos de Hollywood. Antes de llegar a los playoffs, el jugador alemán rechazó 84 millones de dólares por cuatro temporadas más; ahora, con la conformación del big-three, sus opciones de continuidad ya parecen remotas. Salvo sorpresa, saldrá a la agencia libre y, por lo manifestado, con grandes pretensiones contractuales. Condicionado por todo ello, y por un margen salarial ínfimo, la franquicia angelina también deberá decidir sobre Alex Caruso, Andre Drummond o Wesley Matthews, agentes libres sin restricciones, y Talen Horton-Tucker, restringido. Montrezl Harrell, por su parte, aceptó su opción de jugador de 9,7 millones para recalar en Washington Wirzards. 

Quien, al parecer, se ha alejado definitivamente de Los Ángeles es Chris Paul. El base de Phoenix Suns llegó a estar relacionado con la franquicia angelina. Su nombre salió junto al de Westbrook y, finalmente, ha sido este segundo quien vestirá de púrpura y oro. Según la prensa estadounidense, volverá a firmar con la organización de Arizona. En ella, se especula con cifras que rondarían los 90 millones por los tres próximos años. Una situación idéntica a la de Kawhi Leonard. En su caso, Bobby Marks (ESPN) dibuja dos posibles destinos para el nuevo acuerdo con los Clippers (lo esperado). Por un lado, aceptar 176,2 millones por cuatro años o, por el otro, una fórmula de 1+1 para ser agente libre en 2022 y, entonces, firmar 235 millones por 5.

Los principales nombres del mercado

Tanto Leonard como Paul saldrán a la agencia libre, aunque, previsiblemente, de forma breve. Ahí, sin embargo, estarán, ya como agentes libres sin restricciones, otros nombres importantes de la NBA, más allá de los mencionados en líneas anteriores: Mike Conley, Kyle Lowry, DeMar DeRozan, Derrick Rose, Victor Oladipo, Carmelo Anthony, Tim Hardaway Jr., Spencer Dinwiddie, Evan Fournier, Kelly Oubre Jr., Reggie Jackson, Richaun Holmes, Will Barton, Norman Powell, Cameron Payne, JaVale McGee, Reggie Bullock, Lou Williams, Blake Griffin, PJ Tucker, Dwight Howard, Patty Mills, Jeff Green, Bruce Brown… Todos, desde su posición, negociarán nuevos contratos, ya sea para seguir en sus últimas franquicias o para dar un giro a sus carreras. Conley o Rose, dos de las máximas estrellas de la lista, se presentan como algunas de las mayores incógnitas: tan posible es su continuidad como su viraje.

Los casos de DeRozan y Dinwiddie, ya mencionados, se encuentran en una situación completamente distinta, pues cuesta concebir que sigan en San Antonio y Brooklyn, respectivamente. En otros frentes, algunas relaciones empiezan a ganar enteros. Por Lowry, Miami Heat, según Adrian Wojnarowski (ESPN), es la organización mejor posicionada; por Carmelo, los Lakers cogen fuerza. En todo ello, mucho trabajo tendrá New York Knicks, con los mencionados Rose o Bullock, pero también con Nerlens Noel o Mitchell Robinson, sobre el que ya han ejercido una opción de equipo. Sus decisiones se asocian con algunos de los jugadores anteriores (Conley, De Rozan…) y con los movimientos de otras franquicias, como Dallas Mavericks, con, previsiblemente, la voluntad de mantener a Hardaway Jr., el mejor escudero de Luka Doncic en playoffs, y Boban Marjanović. Sobre Willie Cayley-Stein, por otro lado, ya han ejercido una opción de equipo. Los texanos, precisamente, entrarán con muchas aspiraciones a la agencia libre. Su voluntad es construir un proyecto ganador para el jugador esloveno y ya han dado el primer paso: liberar salario a través del traspaso de Josh Richardson. Sports Illustrated, dentro de la lista de agentes libres, relaciona con la franquicia de Mark Cuban a DeMar DeRozan o Spencer Dinwiddie.

En la parcela de agentes libres restringidos, la lista también presenta varios nombres interesantes. Entre ellos: John Collins, Devonte Grahamm, Kendrick Nunn, Duncan Robinson, Lauri Markkanen, Lonzo Ball, Gary Trent Jr., Jarrett Allen… Atlanta Hawks, con varios años por delante de posibles extensiones para sus jóvenes, deberá empezar a decidir desde Collins, que, tras su brillante fase final, parece mucho más cerca de la permanencia que de la salida. El ala-pívot, antes de iniciar la temporada, rechazó una extensión; pero, ahora, los Hawks podrían igualar ofertas muy importantes por él. Eso mismo deberán meditar en Miami, cuyos jugadores, Nunn y Robinson, podrían recibir cantidades importantes. Como los Pelicans con Ball: según la prensa estadounidense, la franquicia de New Orleans estaría dispuestas a igualar ofertas de hasta 100 millones de dólares por el base, pero no superiores. A todos ellos, además, se unen más jugadores con player option, como Derrick Jones Jr. o Bobby Portis. Serge Ibaka era otro en dicha posición, pero ya ha decidido: en su caso, apuesta por la continuidad. En el de Portis, su salida a la agencia libre, adelantada por Wojnarowski, es segura. Su futuro, aunque podría continuar estando en Wisconsin, está por ver. Como el de (casi) todos. Empieza el baile. 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*